Síguenos

Jackie Peyton y la Doctora O'Hara abrazándose.

El tráiler de ‘Nurse Jackie’ que se hizo público el mes de marzo ya insinuó por donde irían los tiros en la quinta temporada. Se veía a la protagonista más relajada y rehaciendo su vida desde que superó la adicción a las drogas y su marido descubrió su doble vida. Y el estreno de la quinta temporada, que llegó a Estados Unidos el pasado domingo, confirmó las sospechas. Esta dramedia quiere dejar de ser tan dramática.

El punto de partida de Jackie, que conste, es igual de complicado. Su mejor amiga O’Hara se ha mudado a Inglaterra, Kevin le disputa la custodia de las hijas y encima debe enfrentarse diariamente a la tentación de esnifar o ingerir cualquier medicamento que suministra en el hospital. Pero en el tono sí se perciben ciertos aires de cambio, insuflados por el nuevo showrunner, Clyde Phillips.

¿Por fin una comedia?

La misión de Phillips es acentuar el lado cómico de Nurse Jackie ya que, en su opinión, siempre ha sido un drama. De hecho, la propia Edie Falco había reconocido varias veces que no era ninguna comedia y la crítica todavía se acuerda de su “I’m not funny” cuando recogió el premio en la categoría de actriz de comedia en los Emmy de 2010.

La determinación de Phillips, de momento, se nota en el tratamiento de las historias que quiere contar. Tienen una base dramática pero la mayor parte del tiempo explora la cara divertida de los conflictos (como el probable alzheimer de Akalitus). Si bien no es muy cómica, sí es más desenfadada y da la impresión de que quiere aprovechar el potencial procedimental de la serie. ‘Nurse Jackie’ siempre ha tenido casos médicos pero muchas veces acababan disueltos en medio del drama del hospital.

El baile de showrunners

El fichaje del showrunner llegó posiblemente en el momento menos adecuado. La cuarta temporada había reconciliado a la serie con la crítica y el público, minoritario pero fiel, había respondido bien después de un tercer año muy flojo. Pero las rencillas personales entre las creadoras, Liz Brixius y Linda Wallem, les forzaron a abandonar la serie y el estudio Lionsgate no arriesgó. Le ofreció el proyecto a Phillips, un hombre de confianza de Showtime que había trabajado en ‘Dexter’ y que estaba dispuesto a darle un lavado de cara para atraer a nuevos espectadores ahora que saborean las mieles del éxito de público con ‘Homeland’ y ‘Shameless’.

Pero pese a los cambios y fichajes como el de Morris Chestnut (el nuevo traumatólogo del hospital), da la impresión que ‘Nurse Jackie’ seguirá siendo ‘Nurse Jackie’ y posiblemente la mejor versión de ella misma. Phillips puede que quiera hacerla más cómica pero no finge que el pasado nunca existió y ya ha prometido que Bobby Cannavale regresará para retomar su historia, de la misma forma que la querida O’Hara no ha desaparecida para siempre. Si su participación quedará reducida a pequeñas apariciones vía Skype todavía está por ver.

En ¡Vaya Tele! | ‘Nurse Jackie’ tendrá quinta temporada y cambios entre bambalinas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios