Síguenos

Nurse Jackie

Una de las grandes decepciones televisivas del 2011 fue ‘Nurse Jackie‘. Tras dos grandes temporadas que ponían a Jackie Peyton como uno de los personajes femeninos más destacados del panorama (Edie Falco se llevó incluso el Emmy en su primer año, inmerecido, pero se lo llevó), la serie nos dejó en su tercera temporada con una sensación de indiferencia mayúscula. El miedo por hacer avanzar al personaje principal y lo insulso de sus tramas secundarias dejaron un año para olvidar, que bien podríamos saltarnos en su visionado porque realmente no aporta nada a la historia.

Y todo lo que debería haber pasado en los trece episodios del pasado año ha ocurrido casi a la vez en este inicio de temporada. El cambio de la enfermera y la precipitada decisión que toma en los primeros compases no son fortuitos; los responsables de la serie fueron lapidados con críticas feroces hace unos meses, y con el enorme bajón de audiencia también se dieron cuenta de que no se puede vivir de rentas toda la vida. El cambio ha llegado tarde, pero ha llegado, y ha devuelto a ‘Nurse Jackie‘ su frescura y originalidad.

Con el ingreso de Jackie en la clínica de desintoxicación acaban tres años de mentiras y de engaños. Las dos fuentes principales de mentiras se agotaron en un solo capítulo: su adicción y la relación con Eddie, aunque ella ahora mismo sólo es consciente de la primera. Su llegada a la clínica da pie también a nuevos personajes y nuevas situaciones, con gente bastante peculiar experta en sacar las peores artimañas de la enfermera. Siguen sus mentiras y sus engaños, pero esta vez a baja escala y con el verdadero trasfondo de querer cambiar.

Los personajes secundarios, uno de los grandes pilares de esta serie y otro de los abandonados en el argumento de la pasada temporada, también han evolucionado a marchas forzadas. La degradación de Akalitus, que ahora es una más de las enfermeras, y el embarazo de O’Hara prometen dar mucho que hablar en los capítulos que quedan por venir. ¿Quién es el padre? ¿Por qué no hemos sabido nada hasta ahora? Y lo que tiene pinta de ser más divertido, ¿cómo será Akalitus frente a sus compañeros ahora que no puede mirarlos por encima del hombro?

Jackie además cuenta con otro enemigo que aún desconoce, su nuevo jefe con el que ya tuvo un desafortunado encontronazo antes de llegar a Disneylandia. Como veis, muchos frentes se han abierto en apenas 25 minutos, concentrando en un solo episodio algo que debería haber sido adelantado una temporada. Es un episodio dirigido exclusivamente a los fans de la serie, una llamada de socorro para que vuelvan a engancharse y para pedir perdón por tanta paja. El año pasado “culpé” a ‘Nurse Jackie’ por la cancelación de la brillante ‘United States of Tara’, pero si siguen por este camino, quizá incluso les perdone.

Blando que es uno…

En ¡Vaya Tele! | ‘Nurse Jackie’, camino a “Disneyland” en su cuarta temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios