Sigue a Vayatele

New girl

Cuando FOX dio luz verde a ‘New Girl‘ hace ahora ya un año, el pensamiento de la mayoría fue casi idéntico: Zooey Deschanel puede ser muy divertida en pequeñas dosis, pero excesivamente cargante a largo plazo. Para algunos, esta premisa se ha cumplido, muchos seguidores no han conseguido pasar más allá del piloto o de los primeros capítulos, pero luego está el resto que ha sabido y querido adorar a Jess con todas sus consecuencias. Bueno, a Jess, a Nick, a Schmidt y a Cece (A Winston no, nunca).

Porque aunque desde fuera lo parezca, ‘New Girl‘ no es sólo la serie de Zooey Deschanel, y lo cierto es que ese falso sambenito le ha hecho mucho daño. Con el paso de los episodios, el plantel de secundarios se ha definido de una forma tan excelente que casi no ha hecho falta que estuviera Jess para llevarlo todo por delante. Con un par de personalidades “borderline” y unas cuantas relaciones de fondo, ‘New Girl’ ha sabido salir adelante con mucha risa, mucha diversión, momentos emotivos y hasta un poco de drama.

Jess, la niña atrapada

Una mujer en sus 30 que es incapaz de pronunciar la palabra “pene”; ésa es Jess. Mojigata pero atrevida, loca pero adorable, o “adorkable” como la llaman al otro lado del Atlántico. Desde luego, no había actriz mejor que Zooey Deschanel para dar vida a esta versión cargante de la inocencia más infantil, y si de verdad era eso lo que iban buscando han dado de lleno en el blanco. El problema de todo esto es que no todo el mundo aguanta semejante niveles de irritabilidad, aunque son la minoría, o al menos eso dicen las audiencias de la serie en FOX.

New girl 2

Jess se ha definido como una experta en el fracaso de las relaciones sociales y únicamente se siente cómoda alrededor de aquellos que realmente conocen sus taras sociales. Es una auténtica experta en ponerse a sí misma en situaciones incómodas, uno de los grandes filones que la serie no ha tenido ningún remilgo en explotar, y su impulsividad contrasta mucho con la cantidad de horas que dedica a pensarse las cosas. Jess es una chica de contrastes, pero de buen corazón, y al fin y al cabo eso es lo que cuenta.

Nich y Schmidt la salvan de la monotonía

Allá por mayo del año pasado pensábamos que la serie de Zooey Deschanel incorporaba personajes secundarios porque no le quedaba más remedio, porque si no les saldría más barato un programa de monólogos, pero han demostrado con firmeza que aquí no sólo Jess tiene algo que decir. Las peculiaridades de Schmidt no son menores que las de su compañera de piso, desde su obsesión con la limpieza y el orden hasta esa necesidad imperiosa de quitarse la camiseta y correr con pantalones cortos muy muy cortos (y no sé vosotros, pero en su forma de correr veo un pequeño homenaje a Phoebe en ‘Friends’).

Schmidt new girl

Mi personaje favorito, y esto es a título personal, es Nick, que al igual que sus compañeros de piso es incapaz de triunfar en la búsqueda del amor. Su química con Jess se nota desde lejos, y aunque no han querido avanzar desde ya en la relación de estos dos, queda claro que antes o después van a tener más que palabras. Será (o al menos espero que lo sea) una de las tramas del futuro, con una historia parecida a la que han protagonizado Schmidt y Cece.

El personaje mueble, Winston

El que no pega ni con cola en la serie es Winston; por mucho que Lamorne Morris se esfuerce, no entra dentro del carácter tan peculiar y alocado del resto, y realmente no sé si es cosa del guión o del propio actor. Lo curioso de todo es que Damon Wayans Jr., al que ni siquiera se molestaron en quitar del episodio piloto, sí me cuadraba más en el reparto, pero tras volverse a ‘Happy Endings’ tras la renovación que ABC hizo por sorpresa la esencia del personaje nunca llegó a desarrollarse. Como si de un mueble de pared se tratara.

New girl nota Dejando a un lado esta parte más reprochable de la serie, creo que ‘New Girl’ es un producto moderadamente entretenido que ha sabido hacerse un hueco perfectamente en el corazón de los que hemos seguido viéndola y, sobre todo, los que la han visto al otro lado del Atlántico. FOX no tiene mucha suerte últimamente con las comedias, y el éxito de ‘New Girl’ les ha pillado casi desprevenidos. En cuanto a premios, no estoy demasiado convencido de que los secundarios puedan llegar a arañar algo en las nominaciones a los Emmy, y menos con los auténticos monstruos de la comedia que compiten en esta categoría, pero Zooey Deschanel sí podría ser una de las sorpresas este año. Es la dueña de su serie, una novedad de la temporada y con un buen bagaje profesional a sus espaldas, algo que a la Academia le encanta.

En ¡Vaya Tele! | ‘New Girl’, adorable, pizpireta y… ¿cansina?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios