Síguenos

New girl spoilers

Que sí, que Zooey Deschanel te parece una petarda insoportable y ‘New Girl‘ es sólo una extensión de su personalidad. Vale, deja de leer aquí, tú hater, hipster y moderno seguidor de la religión de Lena Dunham, porque esta entrada trata sobre lo buena que está siendo la segunda temporada. Es lo que les pasa a la mayoría de comedias, que cuando encuentran su esencia empiezan a subir y subir y subir, algo que tradicionalmente ocurre en el segundo año de emisión.

El caso de ‘New Girl‘ es un buen ejemplo; su tono siempre estuvo presente desde el principio, pero si, por ejemplo, comparáis al Schmidt del episodio piloto con el de ahora os encontraréis con una versión mucho más intensa. Él y Cece siguen siguen siendo uno de los puntos fuertes de la serie, sobre todo ahora que ella ha encontrado su punto más humorístico (¿quién no murió de risa con ella poniendo voz de bebé?). Pero no es la única.

Hablemos del elefante en la habitación: ¡Ha habido beso! Una temporada y media después, por fin Nick y Jess han consumado su perenne atracción mutua. Y no ha sido un beso cualquiera, no, ha sido la madre de todos los besos en la historia de la televisión. Un morreo en condiciones que sirvió de guinda definitiva para el que probablemente sea el mejor capítulo de la serie hasta ahora, ese “Cooler” (2×15) en el que, motivados por sus circunstancias personales, todos los personajes se convierten en versiones extremas de sí mismos.

Beso new girl

‘New Girl’ se ha establecido de forma muy cómoda en dar vueltas sobre sí misma, en su humor interno, creando un muro a su alrededor que impide penetrar a todo lo demás. Jess es la eterna niña pequeña, Nick el eterno melancólico, Schmidt el eterno acomplejado (por mucho que ahora tenga un cuerpo diez), y Winston… en fin, corramos un tupido velo con Winston. Es el único motivo por el que me arrepiento de que no cancelaran ‘Happy Endings’ en su primera temporada; si ‘New Girl’ está a este nivel ahora mismo, ¿cómo hubiera sido de mantener a Damon Wayans Jr. como tercer compañero de piso?

El juego va a seguir durante muchos capítulos más, no espero que Jess y Nick se conviertan de repente en la pareja del siglo, ni que Cece y Schmidt intercambien alianzas más pronto que tarde (aunque por un polvo se empieza); lo que sí me queda claro es que me encanta la dinámica de este grupo, que yo sí comulgo con las tonterías de la Deschanel y sus compañeros de piso, y que espero que sigan así durante mucho tiempo. Hasta que la FOX diga basta, claro.

En ¡Vaya Tele! | ‘New Girl’, mucho más que la serie de Zooey Deschanel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios