Síguenos

Modern Family 2

Aunar el éxito entre audiencia, crítica y premios es algo extremadamente difícil, pero ‘Modern Family‘ lleva ya tres años consiguiéndolo sin despeinarse. Su dominio absoluto en audiencia lo ha revalidado una vez más este año, superando en ocasiones a cocos tan terribles como ‘American Idol’; el dominio en los Emmy lo tiene a tiro de piedra, atreviéndose esta vez a colocar algunos de sus actores en categoría principal (hasta ahora sólo habían competido como actores secundarios); y la crítica, salvo un par de polémicas sacadas de la manga, también se ha rendido un año más a sus encantos.

La ventaja de ‘Modern Family‘ es que su humor es válido para todo tipo de público, algo de lo que no pueden presumir el resto de comedias. Yo soy muy fan de ‘Community’, ‘Parks and Recreation’ y ’30 Rock’, pero aparte del hecho de que se emiten en la cadena muerta, son comedias con un nicho de audiencia muy definido. Los Pritchett, en cambio, agradan a todo el mundo, hacen reír a todos con muchos tipos de comedia; y lo mejor de todo, hacen que parezca una tarea extremadamente sencilla. El humor, simplemente, fluye a través de las imágenes.

Claire Dunphy for City Council

Una de las guías que ha servido como excusa en esta temporada fue la carrera electoral de Claire, cuyo único objetivo era colocar una señal de “Stop” al final de la calle. Su obsesión nos enseñó en todo su esplendor a la Claire más manipuladora y obsesiva, la que le hizo ganar el Emmy hace un año a Julie Bowen, y la misma que le puede granjear otro más como actriz principal (si finalmente deciden presentarse como tal, que sería lo más lógico). Uno de los mejores capítulos de este año fue el del debate con su oponente, sacando a la luz todos los defectos de Claire en su trato con la gente y haciendo notar lo difícil que era para ella cambiar de actitud.

Mod Fam

Un oponente interpretado por David Cross, un viejo conocido al que recordaréis como Tobias Fünke en ‘Arrested Development’ o, menos probablemente, por su papel en la corta ‘Running Wilde’ de la pasada temporada. Implacable en su trato con la gente, fue un Némesis a la altura de la grandeza de Claire, y aunque no aprovecharon demasiado al personaje fue un placer volver a verle rondando por nuestra pantalla. No obstante, ahora Claire dice que quiere “resaltos” en la calle, que una señal de “Stop” no es suficiente, así que a lo mejor volvemos a tenerle pululando por ahí.

‘Modern Family’ quiere ampliar la familia

La otra supuesta guía argumental de la temporada (y digo supuesta porque tampoco ha tenido demasiada trascendencia) fue la segunda adopción de Cameron y Mitchell, que ha terminado de forma trágica en el último episodio. No obstante, aun a pesar de que no le han dado demasiado bombo a este tema, sí han querido sacar provecho de la nueva Lily (ya sabéis que sustituyeron a la anterior actriz por otra que pudiera dar más juego). Mucho se habló de si el cambio de actriz fue un acierto o no, pero creo que a la larga ha quedado demostrado que incluso la más pequeña de la familia nos hace reír a carcajadas. “Kill the new baby…

Creíamos que éste iba a ser el único bebé de la temporada en ‘Modern Family’, pero parece que no. ‘Modern Family’ no suele dejar cliffhangers para el año siguiente en sus finales de temporada, pero este año lo ha hecho… ¡y es de traca! El embarazo de Gloria promete un bebé, que probablemente todavía tardará en llegar, pero sí nos dejará a uno de los personajes más desquiciados con la excusa perfecta para serlo aún más. Gloria cansada, Gloria antojada, Gloria necesitada… Sofia Vergara tiene ahora el mando de una de las tramas del próximo año, y viendo lo que ha dado de sí su historia con el feísimo perro de Jay, la cosa promete.

El resto de la familia sigue sembrada

Éstas han sido las novedades de este año y las guías en que se ha basado la tercera temporada, pero no podemos olvidar que ‘Modern Family’ es grande por el conjunto de todos sus personajes. Phil sigue en lo más alto como uno de los personajes idiotas más adorables de la televisión, y haciendo tándem con Luke es cuando mejor nos lo pasamos. Ty Burell es un grande, y se buscará ahora una nueva estatuílla, al igual que Julie Bowen en categoría principal (si finalmente se atreven, repito).

Luke

Mención especial un año más a los niños/adolescentes, esos personajes que en la mayoría de series son de hostia para arriba, pero que aquí forman parte inseparable de la esencia de la serie. Decía Steve Levitan, creador de ‘Modern Family’, tras su insultante éxito en la pasada edición de los Emmy, que este año lo intentarían también con los niños. Que lo consigan o no ya es otro cantar, pero cualquiera de ellos podría conseguir una nominación fácilmente.

Rev En definitiva, ‘Modern Family’ sigue siendo la comedia de referencia, con sus capítulos apoteósicos, otros muy buenos y algunos (los menos) simplemente buenos. Continúa con un humor muy simple, aunque no por ello menos inteligente, y su gran baza son los personajes que ha creado durante los últimos tres años. Además, independientemente de si te ha hecho reír o no a lo largo del episodio, siempre acabarás el episodio con una sonrisa en la cara gracias a esas reflexiones sobre la familia y el amor en toda su extensión. Y eso no todas lo pueden conseguir con tanta efectividad.

En ¡Vaya Tele! | ‘Modern family’ confirma que no es flor de un día

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios