Síguenos

madmen5

No reconozco a ese hombre. Es amable y paciente.

— Peggy

Un año y medio después del final de su cuarta temporada, ‘Mad Men‘ ha regresado a AMC con un capítulo doble que presenta una quinta entrega en la que da la sensación que vamos a asistir a unos cuantos cambios en la vida de unos cuantos personajes. O, mejor dicho, sus vidas ya han cambiado, pero algunos de ellos se resisten a darse cuenta de ello. La temporada se inicia con Don ya casado con Megan, con Joan cuidando de su bebé en casa, y echando mucho de menos su trabajo, y con un pequeño vistazo al movimiento de los derechos civiles y cómo va a empezar a colarse en el mundo de Sterling Cooper Draper Pryce (Matthew Weiner ha afirmado en alguna entrevista que el incidente de los publicitarios de Young & Rubicam con los manifestantes es real, y está extraído de un artículo del New York Times). La serie está llegando a los años más convulsos de los 60 (la temporada empieza en el verano de 1966) y parece que va a notarse el contexto histórico más de cerca que hasta ahora. Pero como Weiner es bastante tiquismiquis con cualquier cosa que pueda revelar mínimos detalles de los próximos episodios, esto no son más que especulaciones.

La posibilidad de que el matrimonio con Megan haya cambiado a Don y lo haya hecho más feliz es uno de los asuntos que se tratan en este doble episodio. La frase de Peggy que encabeza esta entrada resume esa sensación de cambio, en la que parece que Don ya no tiene especial interés en el trabajo y, de hecho, el único interés para él en la oficina es que Megan trabaja también ahí. Con los roles de Pete y la propia Peggy en la agencia, Don y, sobre todo, Roger están viéndose cada vez más cerca de Bert Cooper; dinosaurios que siguen por ahí más por nombre que por verdadera utilidad. En teoría, Don sigue siendo alguien importante y que de verdad tiene valor en la empresa, pero ya vemos que su agenda está muy vacía, y en cuanto a Roger, sus patéticos intentos de presentarse en las reuniones con clientes organizadas por Pete, y la discusión entre ambos por el tamaño de sus despachos, no hace más que confirmar que está aferrándose a un tipo de vida que ya lo dejó atrás hace tiempo.

madmen52

El episodio está, curiosamente, lleno de momentos que hacen referencia a historia pasada entre algunos de los personajes. El bebé de Joan, por ejemplo, permite una escena deliciosamente incómoda entre Peggy y Pete, y el matrimonio de Jane y Roger, y cómo se ha agriado, parece presentarse como una llamada de atención y un paralelismo con el de Don y Megan. ¿Puede Don de verdad ser feliz? ¿O éste va a ser el único momento de verdadera felicidad, de estar más o menos contento con lo que tiene, que la serie le va a dar? El inicio de la temporada no nos muestra en lo que anda metida Betty, y no parece que la caída de Draper desde la cima vaya a detenerse.

El cambio de Megan

Sí se ha podido apreciar que Megan, que tiene un modo de ser más relajado que el resto de empleados de Sterling Cooper Draper Pryce, va a traer varios cambios a la dinámica de ‘Mad Men’. La fiesta de cumpleaños que le da a Don, con número musical incluido, ya empieza a mostrar esos cambios y esas nuevas facetas de la personalidad de los personajes; Don y Roger lo miran todo desde fuera, Peggy se integra bailando y charlando con los invitados (aunque luego el alcohol le juegue alguna mala pasada), Pete y Trudy no terminan de encajar ni de desconectarse por completo…

Y los cambios, como no podía ser de otro modo, se están trasladando al vestuario. La colorida chaqueta de Pete en la fiesta, por ejemplo, los vestidos rectos de Peggy o los jerseis de cuellos cisne con traje de Harry (que sigue siendo tan bocachancla como de siempre) contrastan con los trajes de tres piezas de Roger, que ejemplifican mejor que cualquier diálogo que se quedó estancado en su buena época de finales de los 50 y principios de los 60. Y no hemos comentado nada de Joan y su conflicto entre ser una madre tradicional como su madre o trabajar al mismo tiempo porque parece que lo veremos en más detalle más adelante (aunque su ataque de pánico ante el anuncio de “oferta de empleo igualitario” ya habla bien a las claras de ello).

P.D.: Canal+ preestrenó ayer en un cine de Madrid este principio de temporada de ‘Mad Men’, que empezará a verse en España el 20 de mayo.

En ¡Vaya Tele! | ‘Mad Men’, bienvenidos a Sterling Cooper Draper Pryce

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios