Síguenos

expediente x

Veinte años se cumplieron ayer del estreno de una de las series más influyentes de su década; una que bebía de lo mejor del género y lo homenajeaba, pero que a la vez se convirtió como una fuente de inspiración no sólo en un ámbito de contenido, sino también en el del riesgo, de la esperanza de que fórmulas nuevas y aparentemente complejas se demostrasen atractivas para el gran público. Y, como mencionaba mi compañera Marina Such en la primera parte de este nuestro tributo, también fue la primera ficción televisiva en construir una base de fieles seguidores en internet que llenaban hilos e hilos de discusiones en foros; algo que ahora tienen hasta títulos que han durado 3 episodios y nadie vio.

Ser una emisión de la noche de los viernes no evitó que ‘Expediente X’ se convirtiese en un gran éxito y año a año aumentase el número de espectadores hasta alcanzar una media de casi 20 millones en su cuarta temporada, que fue el pico más alto en cuanto a datos se refiere (y probablemente en cuanto a calidad). Quizá os sorprenda no encontrar en nuestra lista ningún capítulo más allá de la quinta temporada (1997), que fue cuando comenzó a emitirse en el primetime de los domingos, pero con 9 entregas a sus espaldas, hacer una selección de 10 episodios es una tarea considerablemente titánica; creemos que la nuestra, además de reflejar predilecciones, muestra una variedad de títulos que representan bien a la totalidad a pesar de centrarse en la primera mitad de su vida. Por cierto, revisionándolos… ¡Qué duros son los 4:3!

Clyde Bruckman’s Final Repose (s03e04)

clyde x filesNo creo que me equivoque al afirmar que el cuarto episodio de la tercera temporada es uno de los más recordados sus nueve temporadas; no en vano se llevó a casa dos Emmys, uno para Darin Morgan por el guión (el único que recibiría la serie en esta categoría) y otro para Peter Boyle como mejor actor invitado en serie dramática. Uno de los puntos fuertes de ‘Expediente X’ es que, a pesar de la apariencia que le otorgaba el formato conclusivo, manejaba la ciencia ficción de forma muy cercana a los clásicos literarios del género. No era un drama sobre monstruitos y alienígenas, sino que se planteaban temas filosóficos, religiosos y de otras índoles existencialistas que elevaban sus guiones.

En este caso, encontramos un combo perfecto entre un villano en busca de respuestas sobre lo que es, una reflexión sobre el destino, la muerte y el propio lugar de uno con respecto a lo que le rodea y un episódico con gran empatía. Peter Boyle inyecta una vulnerabilidad muy especial que, mezclada con la sabiduría serena que le ha otorgado la aceptación de su don, da como resultado un personaje memorable en un gran episodio que combina melancolía, muerte y humor negro.

Pusher (s03e17)

pusher expediente xFácilmente podríamos haber cubierto la lista al completo con episodios de la tercera temporada, pero nos hemos resistido. Pusher desarrolla a uno de esos estimulantes villanos cuya habilidad les ha enfrentado a un abismo que les plantea una elección esencial; donde Clyde acababa resignándose tratando de hacer con su don el mas bien posible, Pusher es un perdedor al que ya casi ni siquiera le queda vida que perder y se abandona a su inmenso poder de manejar la voluntad humana.

Estos dos episodios son pilares clave para entender cómo ‘Expediente X’ refleja la dualidad del bien y el mal; cómo la maldad no habita únicamente entre los grandes y poderosos conspiradores, sino que es una opción al alcance del más mundano. Robert Wisden interpreta a un carismático don nadie que se recrea demostrando una y otra vez el poder que le brinda su habilidad telepática sin importar el riesgo que esto suponga. Pusher es uno de los episodios escritos por Vince Gilligan, que ahora conoceréis por ser el creador de ‘Breaking Bad‘, que se marcó una de las secuencias de más tensión en la serie: la ruleta rusa a tres bandas (Mulder, Scully y Pusher) que, por cierto, provocó muchas dudas en la cadena sobre si era apropiado para la emisión en abierto.

Home (s04e02)

home expediente xCasa siniestra, fetos grotescos y oscuros secretos de saga familiar. Puro terror del bueno. En cuarenta minutos se desvela con maestría y mucha tensión el misterio detrás de un caso que otros fácilmente habrían convertido en una película de 90. Podría hablar de referencias como ‘La matanza de Texas’ o ‘Cabeza borradora’ (no sólo iban a exprimir a David Lynch con ‘Twin Peaks’, ¿verdad?), pero realmente funciona como otra horripilante historia de un fructífero y cada vez menos efectivo género.

Además de construir el suspense de forma magistral, no olvida esa parte de naturaleza humana a la que ya me he referido antes, entrando aquí en asuntos la obsesión por la descendencia, las raíces familiares omo cimiento y como fuente de dolor e incluso la modernización del modo de vida en contraste con lo vetusto o tradicional. James Wong (que los dos últimos años ha estado como guionista y productor ejecutivo en ‘American Horror Story’) y Glen Morgan eran dos habituales de la serie que se habían marchado tras la segunda temporada, y quisieron volver con la puerta grande con un gran episodio inspirado (como tantos otros) en historias reales.

Post-modern Prometheus (s05e05)


A medida que avanzaban las temporadas, la serie iba jugando más con su formato y su estilo. El propio Chris Carter escribió el guión de este Prometeo postmoderno, un episodio puramente referencial y homenaje al terror clásico en general y a Frankenstein en particular. Rodado en blanco y negro y con un estilismo que nos lleva a décadas pasadas, Mulder y Scully se pasean por esta fábula que también recoge la ternura hacia el monstruo – convirtiendo ‘Máscara’, aquella película con Eric Stoltz y Cher, en una obsesión deEl Mutante -. Cher estaba comprometida a aparecer en el episodio, pero por problemas de agenda tuvieron que conformarse con sus canciones y una doble de espalda y pelazo. El pobre Carter se quedó sin Cher y sin Roseanne Barr, para quien también había escrito un papel a propósito.

Los seguidores de ‘Expediente X’ no olvidaremos jamás lo que es ser un shipper de Mulder y Scully, porque con una tensión sexual llevada de forma tan brillante, cualquier detalle se convierte en un mundo. Ya lo decía Gillian Anderson: vivimos en un mundo donde cogerse de la mano es casi un acto sexual. Me pregunto a qué correspondería el baile que se marcan tras ese final inesperadamente feliz (y con twist).

Bad Blood (s05e12)

xfilesxfiles












¡Cómo nos gustan los episodios más cómicos de ‘Expediente X! El relato de Mala Sangre está construido desde la perspectiva cómica que puede dar la técnica del narrador no fiable. En este caso, tenemos la misma historia contada desde dos puntos de vista diferentes que cambian percepciones y actitudes dependiendo de quién cuenta la historia. Claro, Scully remarca el carácter entusiasta de Mulder convirtiéndolo casi en fanático, mientras que ella se convierte en un témpano de hielo que niega constantemente todo lo que dice cuando es él quien narra. Luke Wilson sufre la representación física de estos dos relatos viéndose como un paleto con dentadura imposible o un sheriff atractivo y elocuente. Carcajadas varias.

Vince Gilligan vuelve a aparecer en esta lista con otro de sus guiones; uno hilarante y juguetón que aprovecha la dinámica rutinaria de Mulder y Scully para darle la vuelta y analizarla desde una perspectiva fuertemente autoparódica. Es lo que ya comentaba Marina en la primera parte de la lista con ‘José Chung’s From Outer Space’: en ‘Expediente X’ les encantaba reírse de sí mismos y dar la vuelta a la tortilla, pero siempre aportaba algo de los personajes (y en este caso a la dinámica, una vez más aprendemos que es trabajando juntos cuando llegan a la verdad de ahí fuera).

Bonus – ‘Expediente X: La película’

pelicula expediente xEl salto de la pequeña a la gran pantalla no es fácil, y más cuando hablamos de un título con una base de fieles tan fuerte como ‘Expediente X’. Había mucho margen para perderse en líos mitológicos o en intentar aportar demasiado a la relación de esa pareja (sólo hay que ver ‘Expediente X – Creer es la clave’) y con la película de 1998, situada entre la quinta y sexta temporadas, dieron en el clavo: un episodio de 90 minutos. Todos los elementos de la serie estaban ahí; el humor, la relación (¿quién no dio un respingo en el momento de la –maldita- abeja?) y las grandes conspiraciones del gobierno, pero todo desarrollado como si de un episodio más se tratase. Quizá el problema de la segunda película es que habían pasado 6 años desde que Chris Carter flirteara con Mulder y Scully a los que, por cierto, habría que sumar el par de temporadas finales .

‘Expediente X’ se sigue postulando como una de las mejores series de ciencia ficción de la historia y la clave es cómo su creador y guionistas tejieron los diferentes elementos del formato. Fue de las primeras que desarrolló una fuerte trama horizontal, construyendo poco a poco una mitología interesante y enigmática (con grandes figuras del mal como El Fumador) pero sin perder nunca la esencia episódica de el monstruo de la semana. El cuidado capítulo a capítulo era excepcional y, a medida que avanzaba la serie y el éxito la mantenía arriba, no dudó en soltarse la melena y explorar caminos que en los albores de la producción probablemente jamás imaginaron. Para despedirnos con una buena dosis de nostalgia, el vídeo del panel conmemorativo del 20 aniversario que tuvo lugar en la pasada Comic Con. Ahora os toca contarnos vuestros episodios favoritos.

En ¡Vaya Tele! | Los diez mejores episodios de ‘Expediente X’ (I)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios