Sigue a Vayatele

xfiles

Tal día como hoy, 10 de septiembre, pero de 1993 se estrenaba en FOX ‘Expediente X’, una inicialmente modesta serie sobre dos agentes del FBI que investigaban fenómenos paranormales, bajo el secreto escrutinio de misteriosos hombres que trabajaban para el gobierno. De aquellos inicios en la noche de los viernes, y en una cadena casi recién nacida cuyos mayores éxitos eran ‘Los Simpson’ y ‘Matrimonio con hijos’, ‘Expediente X’ acabó creciendo hasta convertirse en el primer fenómeno pop de la era de Internet, aguantó nueve temporadas en antena (con una película por enmedio) y ha terminado ejerciendo bastante influencia sobre unas cuantas de las series posteriores que pretendían mezclar historias autoconclusivas y mitología serializada.

Para celebrar estas dos décadas desde que Fox Mulder y Dana Scully se asomaron por primera vez a nuestras pantallas, vamos a ofreceros una lista muy personal y particular, a cargo de mi compañera Adriana Izquierdo y yo misma, sobre los que, a nuestro juicio, son los diez mejores capítulos de la serie en sus nueve temporadas. Podrían hacerse varias listas de este estilo con todos sus episodios, pero hay que poner el freno en alguna parte, y aunque se quedarán fuera algunos de nuestros favoritos, estos diez reflejan bastante bien cómo era ‘Expediente X’. Sin ningún orden especial, aquí están los cinco primeros (mañana tendréis los cinco siguientes).

‘Squeeze’ (s01e03)

xfiles_squeeze

Eugene Victor Tooms. Ese nombre tan de psicópata, o de asesino de presidentes, es el del, probablemente, “monstruo” más memorable de toda la serie. Ya era toda una declaración de intenciones que ‘Expediente X’ abandonara los temas de alienígenas en su tercer capítulo, centrándose en esos “monstruos de la semana” que centrarían su fórmula semanal a lo largo de su vida en la parrilla de FOX, y aún lo sería más cuando viéramos que Tooms no mataba por placer o porque era malvado, sino porque lo necesitaba para sobrevivir.

‘Squeeze’ (escrito por Glen Morgan y James Wong) introducía también otra de las señas de identidad de la serie; su utilización de los viejos códigos del cine de terror para darles una vuelta, u homenajearlos directamente (como harían con ‘La cosa’ en ‘Ice’). Aquí teníamos a un hombre capaz de introducirse en habitaciones perfectamente cerradas a través de los conductos más estrechos, matar a sus víctimas y llevarse su hígado, y luego marcharse casi sin dejar rastro. Tooms tuvo tan gran aceptación, que su historia tendría continuación en los últimos capítulos de la primera temporada, creando algo así como un episodio doble separado por unos 17 capítulos entre medias.

‘The Erlenmeyer flask’ (s01e24)

xfiles_erlenmeyer

La primera temporada de la serie debía presentar la trama serializada de fondo que, en aquel entonces, era toda una novedad para un título de network. Dicha trama estaba relacionada con la investigación de Mulder sobre lo que había pasado con su hermana, secuestrada (o abducida por los extraterrestres) cuando era una niña y delante mismo del pequeño Mulder. Él estaba convencido de que había una conspiración en las altas esferas del gobierno y, en el mejor estilo de los thrillers políticos de los 70 (y, sobre todo, de ‘Todos los hombres del presidente’), tenía una fuente anónima que le iba dando pistas sobre dicha conspiración, con la que se reunía en aparcamientos de Washington y a la que apodaba Garganta Profunda.

Esta introducción en la conspiración alcanza su clímax justo en el final de la primera temporada, un final que dejaba en el aire el futuro de los expedientes X y que también insinuaba otro de los temas más tratados después por la serie, el de los experimentos genéticos clandestinos con ADN extraterrestre. Con este episodio, ‘Expediente X’ demostraba que podía ser bastante más que un mero escapismo de fantasmas, marcianos y leyendas urbanas, y que era justo esa deuda con el cine de conspiraciones de los 70 la que la elevaba por encima del resto de series de la época. Además, FOX decidió repetir la temporada en verano, y una nueva audiencia la encontró y empezó a convertirla en un éxito.

‘Humbug’ (2×20)

xfiles_humbug

Otra de las características más definitorias de ‘Expediente X’ era su particular sentido humor y su tendencia a no tomarse a sí misma demasiado en serio de cuando en cuando. Con la serie ya bien asentada, Chris Carter y compañía decidieron probar un pequeño experimento, un episodio humorístico escrito por Darin Morgan, uno de los guionistas más peculiares que pasó nunca por la serie. En él, Mulder y Scully investigaban la muerte de un artista de circo en un freak show, una atracción ambulante de hombres tatuados como si fueran reptiles, mujeres barbudas y hasta el enano de ‘Twin Peaks’.

‘Humbug’ sigue mostrando cómo todos los monstruos de la serie tenían su corazoncito, y descubre el gran timing cómico que tenían David Duchovny y Gillian Anderson, permitiendo que la ironía y el sarcasmo de Mulder impregnara algo más el resto de la serie. Entre Scully comiéndose un saltamontes y la exhumación de una patata, es un capítulo lleno de momentos muy disfrutables (con homenaje final a los espejos de ‘La dama de Shanghai’ incluido), que inició el gusto de la serie por marcarse más capítulos cómicos o que se salieran totalmente de su fórmula.

‘Anasazi’ (s02e25) – ‘The Blessing Way’ (s03e01)- ‘Paper Clip’ (s03e02)

xfiles_anasazi

Permitidme aquí que haga trampa y considere estos tres episodios (el último de la segunda temporada y los dos primeros de la tercera) como uno solo, porque en realidad cuentan una única historia en la que Mulder se va por su cuenta a buscar pruebas concluyentes y definitivas de la existencia de los alienígenas y de su presencia en la Tierra. Lograr esas pruebas siempre fue el objetivo de Mulder y Scully, y era muy habitual que él se marchara por su cuenta a investigar las pistas más locas, dejándola a ella y a su jefe Skinner (que aquí se desvela como uno de sus principales aliados) con la tarea de rescatarlo. El final de la segunda temporada dejó otro cliffhanger memorable con el vagón de tren enterrado ardiendo en medio del desierto, y dio pie a los que, probablemente, fueran los mejores episodios de la conspiración que hicieron nunca.

Aquí, la mitología se complicaba bastante sin volverse, todavía, el galimatías que sería a partir de la quinta-sexta temporadas, e involucraba tácticas de control del gobierno a través de las vacunas, más experimentos genéticos y, como guinda del pastel, el concurso de científicos nazis a los que Estados Unidos se llevó a su territorio para que continuaran allí con sus investigaciones después de la Segunda Guerra Mundial. Mezclando teorías conpiratorias con hechos históricos, y mostrando a Mulder y Scully en su habitual lucha los dos solos contra el resto del mundo, ‘Expediente X’ empezaba la temporada en la que se convertiría en todo un fenómeno por todo lo alto.

‘José Chung’s From Outer Space’ (s03e20)

xfiles_josechung

Parodias de ‘Expediente X’ seguro que habéis visto muchas a lo largo de los años, pero lo cierto es que la mejor de todas la hicieron ellos mismos hacia el final de la tercera temporada, y otra vez saliendo del ordenador de Darin Morgan. A través de una entrevista que un afamado novelista hace a Scully sobre uno de sus casos, como documentación para escribir un libro, tenemos un capítulo que nos muestra los puntos de vista de los diferentes implicados en el asunto, casi siempre para conseguir una autoparodia muy divertida pero también reflexionando sobre el modo en el que diferentes personas, con diferentes experiencias, perciben una misma realidad.

‘José Chung’s…’ está repleto de referencias y homenajes, desde las películas de serie B de los 50 a ‘El mensajero del miedo’, otra vez, ‘Twin Peaks’ (ese Mulder pidiendo tarta sin parar), subvierte por completo los elementos típicos de ‘Expediente X’ y, al mismo tiempo, cuela de rondón una pequeña historia de amor entre dos adolescentes, y lo logra todo en un envoltorio imaginativo, muy divertido y que nos muestra que los primeros dispuestos a cachondearse de la tremenda seriedad de la serie eran ellos mismos.

Mañana, la segunda parte de la lista, pero si queréis ver otra sensacional parodia de ‘Expediente X’, revisad ‘The Springfield Files’, un capítulo de ‘Los Simpson’ en el que Duchovny y Anderson prestaron sus voces a las versiones animadas de sus personajes.

En ¡Vaya Tele! | Vince Gilligan y la cantera de ‘Expediente X’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios