Síguenos

Line of duty

Si hay algo que se le suele dar bien a los ingleses son las series policiacas. Cada año nos sacan un puñado de series breves, de cinco o seis episodios, con una calidad bastante envidiable. El último ejemplo lo ha realizado BBC con ‘Line of Duty‘, una nueva serie cuya primera temporada ha sido francamente interesante.

‘Line of Duty’ cuenta la historia de DS Steve Arnott (Martin Crompston), quien tras un un incidente en un operativo antiterrorista es reasignado, como segunda oportunidad, al AC-12, los Asuntos Internos de la policía. Allí trabajará con su jefe, Ted Hastings (Adrian Dunbar), en la investigación sobre DCI Tony Gates (Lennie James) líder del TO-20, ante la sospecha sobre que la unidad podría estar inflando las cifras en provecho del meteórico ascenso de Gates.

Pronto Arnott verá que el modélico Gates no lo es tanto como parece y tiene muchas cosas que le interesa que no salgan a la luz. De hecho será un atropello mortal por parte de su amante, Jack Laverty (Gina McKee) lo que desencadene la trama con Gates ayudando a su querida a encubrir el tema del atropello y descubriendo, poco a poco, que Jackie está involucrada en un embrollo mayor. De hecho lo que parece la típica serie/película sobre corrupción en el cuerpo de policía irá girando episodio a episodio hacia algo más.

Una serie interesante que no termina de despuntar

Gates y Fleming

La serie está creada por Jed Mercurio, cuyo trabajo en ‘Bodies‘ llamó la atención a buena parte de la industria televisiva británica, recibiendo varias nominaciones a los BAFTA y un premio de la Royal Television Society. Mercurio se encarga de esta ambiciosa historia en la que vemos que ni el supuesto malo es malo del todo ni los que pretenden deshacerse de él lo hacen por el bien de la Policía londinense.

El mayor fallo de ‘Line of Duty’ recae en su filmación. Esa técnica de cámara al hombro que si bien normalmente no me molesta (adoro cómo se usa en ‘Battlestar Galactica’) aquí resulta especialmente enervante. De hecho hay una escena, juraría que en el cuarto episodio, de conversación entre Gates y Kate Fleming (Vicky McClure) en el que la cámara se agita demasiado, llegando a marear al espectador. Y así durante gran parte de la miniserie.

Line of Duty

Por lo demás creo que ‘Line of Duty’ es una buena serie, con un buen guión (aunque bastante mejorable) y un buen reparto. Sin embargo eso no impide para que tenga un par de giros de guión algo forzados y que, simplemente, no terminan de hacer ningún bien a la serie. Además, una vez terminada esta primera temporada (está anunciada una segunda, probablemente con un caso y reparto nuevo), uno tiene la sensación de que esos fallos son los que evitan despuntar a esta serie. En definitiva creo que ‘Line of Duty’ es una buena ficción policíaca, pero que podría dar mucho más de sí.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios