Sigue a Vayatele

legit

‘Legit’ es el nombre de una de las comedias que el canal FX ha estrenado en esta midseason, para ser exactos, el 17 de enero. Después de sus tres primeros capítulos, ya podemos asomarnos con cierta perspectiva a sus recovecos y sacar algunas conclusiones sobre tono, temas o personajes. Por si no lo sabíais (yo no tenía ni idea) el título ‘Legit’ viene a hacer referencia a un propósito del protagonista, el cómico australiano Jim Jefferies, de “legitimarse” en su profesión, de lograr dar un “salto” y conseguir popularidad y respeto… especialmente por parte de su madre.

Si sois seguidores de ‘Louie‘, seguramente también os guste esta comedia creada por Jefferies y Peter O’Fallon, en la que el humor negro y las irreverentes salidas de tono están a la orden del día. Se potencia lo políticamente incorrecto y el feísmo (con variedad de fluidos corporales), pero creo que una de las cosas que más me ha gustado de esta serie es que detrás de todo ese escaparate de improperios y giros escandalosos hay mucho terreno para la ternura, la amistad e incluso la redención.

La historia nos presenta a Jim, un cómico australiano que se muda a los Estados Unidos para alojarse en casa de su antiguo amigo de intercambio de estudiantes: Steve. Pronto tendremos el primer golpe en la cara con la visita al hospital de Jim a Billy, el hermano de Steve, un chico que sufre distrofia muscular y al que todos vaticinan una próxima muerte. Y pronto tenemos el primer hilarante giro cuando Billy le dice a Jim que nunca ha estado con una mujer y Jim, con la ayuda de Steve, decide llevar al chico a un local regentado por mujeres de vida alegre.

¿Qué harías por un amigo?

legit

Tras un potente piloto en el que la serie deja muy claro su tono y sus armas, y después de una serie de peripecias que se resumen en el deseo de Billy de dejar de estar recluido a causa de su enfermedad y de la determinación de Jim y Steve por ayudarlo, los tres acaban viviendo juntos y formalizando una estupenda y disfuncional familia en el que cada uno cumple con un papel: Jim es el irresponsable, al que se le ocurren los planes más descabellados. Steve es el formal, el hombre correcto que teme saltarse las normas y Billy es como el “hijo” de estos dos, un ser lleno de vida que reclama su espacio en el mundo.

La serie, llena de momentos cafres e incluso incómodos, se redime constantemente con la figura de Billy y con la ayuda y el cariño que tanto Steve como Jim le demuestran (aunque esto signifique masturbarlo en una cita por Skype). Steve y Jim, los “adultos”, pretenden dar una educación sentimental a Billy cuando ellos son dos redomados patanes llenos de incompetencia social.

Otros aspectos a destacar de la serie son los rápidos diálogos y divertidas réplicas, cargadas de humor corrosivo; y las divagaciones que el personaje de Jim Jefferies suelta por su boca, a modo de seudomonólogo, en los que repasa sus anhelos y frustraciones. Y, por supuesto, la interpretación de los actores, tengo que destacar a DJ Qualls que tiene la dificultad de ponerse en la piel de un personaje con distrofia y que, en cada secuencia, nos atrapa con la dignidad que desprende su mirada.

En ¡Vaya Tele! | Midseason 2013: las nuevas series que llegarán a la parrilla americana durante los próximos meses

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios