'Last Man Standing' está pasada de moda

Sigue a Vayatele

lastmanstanding


En los 90, Tim Allen se convirtió en una estrella gracias a ‘Un chapuzas en casa‘, una comedia que seguía a un padre de familia con tres hijos y un programa de televisión sobre bricolage. Veinte años más tarde, y después de que Allen haya triunfado también en el cine con diversas comedias familiares (y sobre Santa Claus), vuelve a la televisión como si nunca se hubiera ido de ella. Y esto puede decirse literalnente, porque ‘Last Man Standing’ continúa la tendencia de esta temporada de que casi todas las sitcom de estreno parezcan haber viajado en el tiempo desde mediados de los 90. Es como si aún estuviéramos en 1991, año en el que se estrenó ‘Un chapuzas en casa’, con la diferencia de que Mike Baxter, el personaje que interpreta Tim Allen, tiene unas opiniones y un modo de ver la vida un poco más extremo que el de Jim ‘Herramientas’ Taylor.

‘Last Man Standing’ sigue a Mike, ejecutivo en una cadena que vende útiles para caza, pesca y actividades al aire libre, que se dedica a viajar por medio mundo para hacer el catálogo de los nuevos productos de la empresa para cada temporada. Su jefe decide que ese catálogo ya no es necesario y que lo que debe hacer es intentar mejorar su página web. Mike tiene tres hijas en casa, una de las cuales es madre soltera, y sus puntos de vista sobre lo que un hombre de verdad debería hacer chocan con los de ellas, proviniendo de allí casi todos los chistes. Mike está anclado en un modo de ser más propio de 30 años atrás y se niega a adaptarse a los nuevos tiempos, y su punto de vista es también el de la serie, así que preparaos para muchas bromas sobre manicuras, cambios de ruedas pinchadas y por qué un hombre no debería bailar.

lastmanstanding2

Muchas de esas ideas de Mike las conocemos a través de un vídeoblog para la web de su empresa en el que, con la excusa de presentar el producto del día (o de la semana o lo que sea), termina quejándose de todas las cosas que, según él, van mal en el mundo. ‘Last Man Standing’ cree que el hombre-hombre como él está en peligro de extinción y que, por eso, la sociedad se está ablandando, y es una tema que, al parecer, también las otras dos comedias que la ABC tiene esperando fecha de estreno, ‘Man Up!’ y ‘Work it’, que figuran en todas las listas de las peores series de este año hechas por los críticos estadounidenses. Ésta, creada por Jack Burditt (’30 Rock‘) y en la que Allen es productor ejecutivo, intercala chistes potencialmente ofensivos con un par de momentos divertidos, pero no puede ocultar que su fecha de caducidad ya se ha pasado.

Y no sólo por los decorados, las risas enlatadas y el modo de rodarla, porque el género sitcom es lo que tiene. Es la sensación que da ver un capítulo, la de que de repente estamos de vuelta en los 90 viendo los mismos chistes sobre cómo un padre odia al novio de una de sus hijas o cómo se queja de que su casa es demasiado femenina. Era el arquetipo de padre de familia más utilizado en aquellas comedias, y todo eso ahora, simplemente, no se lleva, se ve anacrónico. La serie fue, no obstante, muy bien acogida por la audiencia en su estreno, situándose como la segunda serie más vista del martes por detrás de ‘NCIS‘, superando los 13 millones de espectadores. Probablemente, el tirón de Tim Allen tuviera mucho qué ver en ello.

En ¡Vaya Tele! | Upfronts 2011: ABC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios