Las mejores series de la temporada 2011/2012 (II)

Sigue a Vayatele

Fringeeeee

Los fans acérrimos preparan las guillotinas, los seguidores más fieles ya encienden sus antorchas; y nosotros, oh pobres editores de ¡Vaya Tele! buscamos un yelmo y una cota de malla a lo ‘Juego de Tronos’ para defendernos de los ataques. Al menos esperamos no llegar al nivel de la “Guerra de series” de El País. No me hubiera gustado estar en la piel de esos editores.

Recordad que estamos recopilando las diez mejores series de la temporada 2011/2012, a contar desde el verano de 2011. Y que esto no es más que la valoración de unos cuantos editores sin nada mejor que hacer (la mayoría sin criterio), así que no seáis demasiado duros con nosotros. De momento avanzo que en esta parte del recopilatorio no vais a encontrar a ‘Boss’. De lo que haya en el siguiente, y último, no puedo avanzar nada…

6. Mad Men

Mad Men

Tras un año y medio de espera, ‘Mad Men‘ no decepcionó en su regreso. La serie de AMC llevaba cuatro temporadas siendo sinónimo de calidad, y también la serie más valorada por los académicos. Aún no sabe lo que es no ganar el Emmy a la mejor serie de televisión, y tras cinco años en antena no ha perdido ni un ápice de su grandeza. La quinta temporada se estrenaba con recelos, con la posibilidad de haberse dispersado después de renegociar contratos e introducir elementos que a su creador, Matthew Weiner, no le hacían mucha gracia. Nada más alejado de la realidad.

Mad Men‘ ha seguido imparable su trayectoria ascendente, y desde el “Zou Bisou Bisou“ en el primer episodio hasta esa intrigante pregunta en la escena final, todo ha sido una delicia para la vista y los oídos. Ha destacado en ella el mayor protagonismo que se le ha dado al sector femenino, especialmente a Joan, quizá el personaje que más ha avanzado en la historia este año. La felicidad de Don Draper, la desesperación de Lane Pryce, las dudas de Pete Campbell, el LSD de Roger Sterling y el sobrepeso de Betty Draper. Un delicioso bombón salpicado de humo y whisky del bueno (Por David Pastrana).

En ¡Vaya Tele! | ‘Mad Men’, la serie que sigue creciendo

5. Fringe

Fringe

Con muchas dudas, y metiéndose en camisa de once varas, llegaba a nuestras pantallas la cuarta temporada de ‘Fringe‘. Para algunos ha sido muy decepcionante, para otros ha conservado toda su esencia sin renunciar a esos casos más autoconclusivos que tanto nos fascinan. Sea como sea, ‘Fringe’ ha sido una de las series del año, por mucho que algunos puedan criticar la forma de llevar esa nueva realidad y el cambio de actitud de sus personajes principales. Sin embargo, ese cambio nos ha permitido verles felices aunque sea por poco tiempo, y eso es algo que no cambiamos por nada.

El mérito de ‘Fringe‘, y sobre todo de sus actores principales, es doble. Por un lado, han sacado adelante una serie casi nueva, donde gran parte de lo que habíamos visto anteriormente quedaba olvidado; y por el otro, hemos visto dos caras diferentes de un mismo personaje: el de nuestro universo y el del otro lado. Escenas como Walter intentando meterse un clavo por la nariz o el episodio dedicado a Astrid son la muestra de que ‘Fringe’ sigue siendo grande y no ha perdido su esencia. Y para el próximo año recordad: “They are coming” (Por David Pastrana).

En ¡Vaya Tele! | ‘Fringe’ abre un nuevo capítulo

4. Breaking Bad

Imagen de la serie 'Breaking Bad'

Era un poco incomprensible el llegar a escuchar quejas sobre la cuarta temporada de ‘Breaking Bad‘ por ser lenta, cuando siempre ha sido una de las señas de identidad de la serie. Aquí la adrenalina no proviene de la sobreacumulación de acontecimientos, sino de dejar cocer a fuego lento situaciones muy tensas que uno sabe que van a acabar estallando, pero no cuándo ni de qué forma. El primer episodio de la temporada fue muy ejemplificante al respecto, ya que venir de un destacado cliffhanger no fue freno para que el capítulo de su regreso girase casi en exclusiva ante un único hecho que se produce en los instantes finales.

Breaking Bad‘ no tuvo ningún problema en ser fiel a sus virtudes, y Vince Gilligan no ha tenido problemas en seguir explotando el lado oscuro de Walter White, su explosivo antagonismo con Gus y la tirante amistad que tiene con Jesse. Todo ello con unos actores que dan lo mejor de sí mismo, ya que mucho se ha hablado e un extraordinario Bryan Cranston, pero esta cuarta temporada ha sido la confirmación definitiva de Aaron Paul, el cual debería llevarse todo premio existente por lo que logró aquí. Además, la serie llegó en su tramo final a un nuevo comienzo que marca de forma indiscutible el tramo final de esta grandiosa serie (Por Mikel Zorrilla).

En ¡Vaya Tele! | ‘Breaking Bad’ finaliza una era con su magnífica cuarta temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios