Sigue a

life_reese

No suele fallar nunca. Si en una serie empezamos a darnos cuenta de que una de sus actrices protagonistas empieza a salir menos en pantalla y, cuando lo hace, sus planos suelen ser todos bastante cortos, ella suele estar sentada detrás de una mesa o de cualquier objeto de mobiliario disponible en la escena, o luce amplias gabardinas o pashminas, es casi seguro que esa actriz está embarazada y que dicho embarazo no entra en los planes de los guionistas para su personaje.

Ha habido casos en los que esa circunstancia se ha incluido en la trama con mejor o peor suerte. El embarazo de Jennifer Garner se trasladó a Sydney Bristow en la quinta temporada de Alias, y el de Lisa Kudrow se incluyó, en la cuarta de Friends, en una trama en la que Phoebe servía de madre de alquiler para su hermano. Sin embargo, lo más habitual es que se disimulen de la mejor manera posible, a veces con giros creativos que luego dan mucho juego, no como el de Marcia Cross en la tercera temporada de Mujeres desesperadas, donde ni las gabardinas ni los jarrones podían ocultar su embarazo.

Uno de los últimos ejemplos vamos a verlo en la segunda temporada de Life (en la imagen). Sarah Shahi, la actriz que da vida a Dani Reese, la compañera de Charlie Crews, está embarazada, y la solución que se le ha dado al tema es asignar a Reese a una unidad especial del FBI, separando al equipo. Lo interesante es que lo que esa unidad va a investigar concierne directamente a Crews. Rand Ravich, creador de la serie, apunta que esa separación está pensada para probar la relación entre los dos, pero lo que no dice es que es muy parecida a lo que Chris Carter hizo en la segunda temporada de Expediente X.

Gillian Anderson, que interpretaba a la agente Scully, se quedó embarazada al final de la primera temporada, así que se decidió cerrar los expedientes X y separarla de Mulder enviándola a dar clase a Quantico, y poniéndole a él como nuevo compañero a Alex Krycek. Mulder le pedía consejo a Scully sobre los casos por teléfono, pero rara vez se veían. Cuando fue necesario darle a Anderson la baja maternal, Scully fue abducida, creando una subtrama que luego sería muy importante durante el resto de la serie.

Alyson Hannigan y Cobie Smulders, las dos actrices principales de Cómo conocí a vuestra madre, se han quedado embarazadas casi a la vez, y aunque está por ver cómo se desarrollarán las tramas de aquí al final de la temporada, hay que dar un punto extra a Craig Thomas y Carter Bays por utilizar la participación de Lily en un concurso de comer perritos calientes para incluir la barriga de Hannigan en un episodio. De todos modos, lo más habitual para lidiar con estos casos es inventarse cualquier excusa para tener al personaje fuera de la serie durante unos cuantos episodios en el momento en el que ni las gabardinas ni los anchos pañuelos pueden disimular más el embarazo. En ‘Mujeres desesperadas’ se sacaron de la manga un intento de asesinato de Bree a cargo de la madre de Orson, ahí es nada.

En ¡Vaya Tele! | Life

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios