Síguenos

justified4_spoilers


Que Arlo, el padre de Raylan Givens, ha estado siempre involucrado en todo tipo de tramas criminales es algo que queda bastante claro desde el principio de ‘Justified‘, del mismo modo que rápidamente se establece que entre padre y hijo no hay precisamente amor. Arlo siempre ha estado de fondo en las tres temporadas anteriores de la serie, planeando sobre su hijo con su asociación con Boyd Crowder, sus pérdidas de memoria y hasta ese intento de asesinato de Raylan al final de la tercera entrega. Sin embargo, aunque siempre había sido una constante, Givens senior no había adquirido protagonismo real en la serie hasta ahora, cuando los marshalls de la oficina de Lexington van a investigar un viejo caso en el que Arlo, cómo no, tuvo algo que ver.

Esa investigación va a ser el tema que vertebre toda esta cuarta temporada, sin grandes villanos a lo Mags Bennett. El primer capítulo se abre con la caída desde el cielo de un paracaidista, que lleva una bolsa de correo de Panamá llena de cocaína, en medio de la calle de un tranquilo barrio residencial. Treinta años más tarde, un par de ladronzuelos de cobre encontran esa bolsa en un agujero en la pared en casa de Arlo, que está en la cárcel. Así se presenta ese caso para toda la temporada que se encuentra, además, a un Raylan que se ha dejado llevar, que no sigue unos horarios fijos en el trabajo, que sigue viviendo encima de un bar (y acostándose con la camarera) y que está definitivamente separado de Winona, que va a tener a su hijo.

Boyd y la iglesia

justified4_boyd

Y mientras Raylan va desenredando la trama del paracaidista muerto, que parece estar relacionada también con el pasado de Art, Boyd tiene que hacer frente a una inesperada amenaza para su pujante negocio del tráfico de oxicodona; una iglesia ambulante. No deja de resultar curioso que un pastor que se dedica a “salvar” las almas de los yonquies y los camellos sea el nuevo enemigo de Boyd, que intentó seguir ese camino en la primera temporada, camino que su padre se encargó de cercenar de cuajo. Por ahora, apenas se nos ha insinuado que el pastor y su hermana pueden no ser tan misericordiosos como parecen, pero sí hemos visto que el enfrentamiento con Boyd, que probablemente sea el personaje con el mejor vocabulario de la televisión estadounidense actual, va a traer gran diversión.

De momento, ‘Justified’ sólo está plantando las semillas de ese misterio para toda la temporada, en el que da la sensación de que todos los nuevos personajes que hemos conocido acabarán buscando lo mismo; la droga o, en su defecto, el dinero de la operación en la que murió el paracaidista. El universo que la serie ha ido construyendo a lo largo de las temporadas es tan amplio y tan rico, que muchas veces hay personajes, como los compañeros de Raylan en los marshalls, que lamentablemente vemos muy poco, pero eso también facilita que ‘Justified’ pueda encontrar historias entretenidas en casi cualquier parte. Por ahora, el misterio pinta interesante, y aunque la trama de Boyd esté, por ahora, desconectada de la de Raylan, nunca es aburrido seguirlo a él. ¿Qué secretos esconderá Arlo esta vez?

En ¡Vaya Tele! | ‘Justified’ regresará el 8 de enero y nos hace más llevadera la espera con un estimulante trailer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios