Síguenos

insidemen


Esta noche, a las 22:30, Canal+ 1 empieza a emitir ‘Inside Men‘, una miniserie de cuatro capítulos de la BBC que nos mete de lleno en el robo a una empresa que se dedica a almacenar el dinero en efectivo recaudado por otras empresas. El robo es justo lo primero que vemos, llevado a cabo por lo que parece un grupo de ladrones muy profesional y que sabe exactamente lo que está buscando y cómo conseguirlo. Pero, como el propio título indica, esos ladrones disponen de tanta información porque han contado con ayuda desde dentro.

Escrita por Tony Basgallop, que antes había sido guionista de ‘Sirens‘ y ‘Hotel Babylon‘, está protagonizada por un grupo de intérpretes bastante conocidos en la ficción televisiva británica; a Warren Brown y Steve Mackintosh se les ha visto en ‘Luther‘, y Ashley Walters participó recientemente en ‘True Love‘. Al contrario que una película de Spike Lee con la que casi comparte título original, ‘Inside Man‘ (llamada en España ‘Plan oculto’), aquí no hay ningún juego del gato y el ratón sobre quién puede ser ese infiltrado en la empresa que ha facilitado la información a los ladrones; de hecho, lo sabemos desde el principio. Lo que importa en ‘Inside Men’ son los motivos por los que cada personaje hace lo que hace.

Narración en dos tiempos

insidemen2

Para mostrarnos esos motivos, y cómo surge el plan del atraco, la miniserie alterna dos líneas temporales, como si dijéramos; una se inicia en el mes de septiembre, cuando se produce el robo, y va mostrando lo que hacen los personajes después, bajo el escrutinio de la policía y con sus propios conflictos personales. La otra da un salto atrás en el tiempo hasta enero, presentándonos con propiedad a los tres protagonistas. Marcus trabaja moviendo carros de dinero a la cúpula segura de la empresa y está lleno de ideas para ganarse unas libras extra que nunca van a ninguna parte, como su novia no deja de recordarle. Chris es guardia de seguridad e intenta salir adelante viviendo en un minúsculo apartamento y teniendo que cuidar de su madre alcohólica. John, por su parte, es el director del almacén, un hombre callado y tirando a soso que no parece tener una gran capacidad de decisión.

El centro, en los personajes

A los dos primeros no les vendrían mal algunos ingresos extra, mientras el segundo necesita más bien un cambio en su vida. Los tres terminan relacionados de un modo más o menos fortuito, y cada uno lleva una evolución diferente a lo largo de los cuatro episodios. Dicha evolución es lo más interesante de ‘Inside Men’ (además de un par de personajes que terminan siendo una revelación, como Gina), pero la planificación del robo y su puesta en marcha también está muy bien mostrada, con tensión y, aunque no lo parezca, hasta con sus dosis de incertidumbre.

insidemen_reviewEs mejor no adelantar nada más. El atraco no es más que el detonante, la excusa para mostrar cómo el trío protagonista revela sus verdaderas personalidades y, en ese aspecto, John termina siendo casi el centro de la serie. Sus motivaciones van moviendo la trama, que depara algún que otro momento que no se desarrolla cómo podríamos pensar, y aunque con el final podemos tener nuestras reservas, ‘Inside Men’ termina siendo una miniserie bastante sólida y bien construida, una interesante aportación a ese subgénero de los atracos perfectos.

En ¡Vaya Tele! | ‘True Love’, insulsa antología romántica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios