Compartir
Publicidad
'Harley and the Davidsons', revisando el comienzo de la cultura motera
Ficción internacional

'Harley and the Davidsons', revisando el comienzo de la cultura motera

Publicidad
Publicidad

El mundo del motor apasiona a muchos, y siempre es curioso revisar los orígenes, los primeros años en los que los ingenieros se las ingeniaban para sacar vehículos novedosos y apasionantes. Discovery Channel anunció en los upfronts de este mayo que iban a potenciar su departamento de ficción con la producción de miniseries y series de ficción dentro, como es de esperar, de un contexto de hechos reales. Así ya hemos podido ver la primera de estas: 'Harley and the Davidsons'.

Como su propio nombre indica en esta miniserie nos encontraremos con el origen de una de las marcas de motos más míticas que existen, la Harley-Davidson. Y para ello retrocedemos a comienzos de siglo XX, donde un joven y talentosos diseñador, Bill Harley (Robert Aramayo), sueña con crear la motocicleta definitiva. En su empeño se unirá su amigo de la infancia Arthur Davidson (Bug Hall) y su hermano Walter (Michiel Huisman).

Durante los tres episodios de 'Harley and the Davidsons' veremos los triunfos y tragedias de la primera generación de la compañía: su rivalidad con la otra gran marca de motos, Indian, los corrillos de las carreras, los problemas económicos, litigios y demás dramas que tuvieron que vivir este cuarteto (luego se uniría el hermano mayor).

En muchos aspectos la miniserie de Discovery no deja de ser "la gran historia americana": pioneros que luchan por un sueño y no se dejan derribar por el temporal ni por todo lo que se les eche encima; la igualdad de oportunidades e incluso aprovechan para hablar de discriminación racial a través de la figura del primer afroamericano vendedor oficial de Harleys y piloto de motos.

Harley Davidsons2

Ignoro donde está la línea entre la realidad y lo ficticio, ya que no conozco tanto la historia de Harley-Davidson como para poder ser analítico en este sentido. Lo que sí que os digo es que hace que me haya interesado por ella, lo cual es un buen punto a favor. Sin embargo es de las pocas virtudes que tiene, ya que la miniserie no logra destacar en nada más.

Empezando por la duración de cada episodio, con su hora y media cada uno, tengo la sensación de que 'Harley and the Davidsons' podría haber sido mejor. Es correcta, pero se hace aburrida, no tiene diálogos brillantes y los momentos supuestamente álgidos (las carreras, los logros al diseñar una moto) no están muy bien ejecutados. Y eso sin meternos en los maquillajes para envejecer a los protagonistas que en el último episodio daba auténtica grima.

Creo que 'Harley and the Davidsons' logra su objetivo de dar a conocer los orígenes de las harleys, el germen de la cultura motera y del placer de escuchar el buen rugir de un motor. Lamentablemente la producción no cumple ninguna otra expectativa: ni es buena ni logra levantar un interés más allá de la curiosidad. Le ha faltado la potencia que le sobraba a los prototipos.

En ¡Vaya Tele! | Estrenos de septiembre

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos