Sigue a

'Graceland', la nueva serie de USA Network.

En Estados Unidos el verano pertenece a los canales de cable. Puede que lo tengan difícil para llamar la atención en otoño, cuando las generalistas se gastan cantidades ingentes de dinero para promocionar sus series, pero a partir de junio la televisión es suya. Y el rey de los últimos años, el canal USA Network, ya ha emitido vía internet su mayor apuesta, ‘Graceland’, que se estrenará oficialmente el próximo 6 de junio.

‘Graceland’ da nombre al apartamento de playa que comparten varios agentes encubiertos del FBI en Los Angeles y donde debe instalarse Mike Warren, recién salido de la academia. Y, entre cervezas y surfeo, deberá aprender a meterse en la piel del enemigo, infriltrarse y salir indemne del reto. Algo que descubrirá que no es como él se imaginaba, sobre todo cuando su superior le revele la verdadera razón por la que le mandó a la costa oeste en contra de su voluntad: investigar a Briggs, el jefe de su nueva unidad.

Según el responsable de la serie, Jeff Eastin, es un cambio de rumbo en el apartado de ficción del canal, acostumbrado a emitir series de casos ligeras como ‘Burn Notice’, ‘Royal Pains’ o ‘White Collar’, también suya. Su objetivo era escribir una serie más dura, más oscura y más realista, introduciéndose en los bajos fondos de una gran ciudad. Pero, como dicen, del dicho al hecho hay un trecho y semejante revolución conceptual no se percibe en el piloto.

Otra serie ligera de USA Network

No se puede hablar de la serie como si bebiera de un clásico del realismo policíaco como ‘Homicide’ de David Simon y presentar un piloto donde los protagonistas literalmente hacen un fuego en la playa, se toman unas birras y hasta flirtean un poquito. Porque, si bien se enfrentan a situaciones de vida o muerte, la realización es más bien funcional, hasta utilizando cortinillas tropicales para pasar de una escena a la otra, lo cual no puede ser menos oscuro.

La presentación de personajes, además, sigue el tradicional esquema del novato que llega a un entorno nuevo y es tratado con menosprecio por parte de sus compañeros hasta que demuestra su valía y es reconocido al final del día. Todo con cero originalidad, suscitando mucha antipatía y con un añadido: en ningún momento resulta verosímil que Mike Warren pueda ejercer ese trabajo.

Quien creyese que Aaron Tveit (‘Gossip Girl’, ‘Los Miserables’) era el actor idóneo para el papel, o tenía mucha visión o era un inepto porque cuesta creer que este chico rubio de ojos claros y cara de blanco adinerado pueda infiltrarse en bandas latinas. Y, si le sumamos los físicos de Vanessa Ferlito o Daniel Sunjata (‘Rescue Me’, que interpreta al misterioso Briggs, ‘Graceland’ recuerda mucho más a los ciclistas de ‘Pacific Blue’ que los policías de esa joya contemporánea llamada ‘Southland’.

Por lo general, el responsable de una serie siempre procura el espectador pueda ver o intuir parte de sus intenciones en el piloto (ya sea el tono, el fondo, los personajes), pero esta obra no transmite ninguno de los principios proclamados por el canal, el creador y el reparto, con lo cual me cuesta creer que será el oscuro drama policíaco que prometió.

Así que, si bien ‘Graceland’ tiene todos los elementos para gustar a aquellos que disfrutan de los procedimentales ligeros de USA Network, será una decepción para los que querían ver al canal apostando por una ficción más ambiciosa. De momento, no tiene previsto disputarle el cetro a AMC y FX.

En ¡Vaya Tele! | Siete series para ver este verano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios