Sigue a

Serena

Serena Van der Woodsen, anonadada, descubre quién es “gossip girl”
Lo que quiero no está en Brooklyn. Tengo un plan… siempre lo he tenido

La sexta y última temporada de ‘Gossip Girl‘ ha sido mala, muy mala, pésima. Ni siquiera sabiendo que su final tenía fecha, ni con sólo diez episodios que rellenar han podido revitalizar una serie que lleva años en lo más bajo. Tan bajo que incluso una repetición de ‘Los Simpsons’ en Neox obtiene más audiencia en nuestro país que un capítulo inédito de ‘Gossip Girl’ en Estados Unidos. A ese punto de abandono hemos llegado.

Pero era la última, y no voy a aguantar cinco años y más de 100 episodios para luego dejarlo en la recta final, ¿verdad? Pues así empecé a descargar todos y cada uno de los diez episodios que quedaban, afiné el “x2” de mi VLC Player y me dediqué a verlos por el rabillo del ojo. Todos excepto el último, del que esperaba un poco más, un poco de nostalgia y que las parejas realmente terminaran juntas. Y la revelación de “gossip girl”, por supuesto, que ha sido tan fascinante como absurda.

‘Gossip Girl’, recordando el pasado

Olvidemos los nueve episodios anteriores, que a nadie le interesan, y centrémonos en el último, en esa oda a la primera temporada de la serie que, ésa sí, era drama adolescente puro y duro. Un recuerdo a aquellos personajes de instituto que vinieron a cubrir el hueco dejado por ‘The OC’; el horrible pelo de Chuck, el no menos horrible de Dan, el estilazo de Serena, su relación amor-odio con Blair, y también el tímido y cerrado “lonely boy” que, como sabríamos años más tarde, era el artífice de todo este revuelo.

Kristen Bell

Un episodio lleno de “flashbacks”, la mayoría centrados en Dan (y ya sabemos por qué), y dedicado exclusivamente a los chicos, los adolescentes convertidos en adultos. Boda por aquí, arresto por allá, cameo por acullá y, sobre todo, mucha mucha parodia.

Dos veces se hizo referencia a la posibilidad de que Dorota fuera “gossip girl”, una de ellas viniendo incluso de la propia Blair; Rachel Bilson hizo su aparición estelar sólo para cachondearse de los actores adultos que, ya metidos en la treintena, siguen interpretando a pipiolos adolescentes; y una espléndida Kristen Bell que quedó por encima de todos con sólo mirar a cámara y decir “Hi UpperEastSiders“. Nunca un guiño a cámara fue tan provocador.

Pero entonces, ¿quién es “gossip girl”?

La explicación a la duda sobre quién es “gossip girl” está muy cogida con pinzas, y no he encontrado mejor forma de resumirla que esta referencia a ‘Los Simpsons’ que publicó @manganxet hace unos días en Twitter.


Dan

Dan Humphrey, el “lonely boy”, uno de los que más hostias recibió por parte de “gossip girl”. ¿Sentido? Ninguno. ¿Necesario que lo tenga? Tampoco. La explicación se base en cuatro referencias a la historia de la serie que remotamente podrían considerarse lógicas, obviando las otras miles que no pegan ni con cola. Pero ya os digo, da igual, no seré yo el que vuelva a ver ‘Gossip Girl’ de cabo a rabo y empiece a buscar explicaciones en cada escena. Queríamos un nombre y ya lo tenemos, disfrutemos pudiendo decir “La reina cotilla es Dan Humphrey“ y descansemos en paz.

Gossip rev En su final, ‘Gossip Girl’ ha optado por el siempre socorrido epílogo, ése que avanza en el tiempo y te muestra qué tal les irá a tus personajes favoritos en el futuro. Nate intentando ser alcalde de Nueva York, Blair y Chuck con un churrumbel correteando, Dan y Serena a punto de casarse y, lo único malo, Jenny “ojos de mapache” vivita y coleando. Cuarenta minutos entretenidísimos dedicados a todo el público, el que ha visto la serie completa (los menos) y el que sólo ha contactado con ella una vez. Siempre quedará el nombre y el recuerdo de lo que una vez fue.

En ¡Vaya Tele! | ¿Quién es la “reina cotilla”? Cinco posibles candidatos antes del final de ‘Gossip Girl’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios