Compartir
Publicidad

En 'The Flash', jugar con el tiempo tiene consecuencias

En 'The Flash', jugar con el tiempo tiene consecuencias
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Había expectación por ver cómo regresaba 'The Flash' con su tercera temporada. Tras el final de su segunda entrega y el anuncio de que iba a adaptar, en parte, el cómic 'Flashpoint', los nuevos episodios apuntaban a un salto, en cuanto a ambición temática, de la serie con mayor éxito de público de todas las superheroicas de The CW.

Algo de eso hay, pero el principio de la tercera temporada, sobre todo, obliga a Barry a enfrentarse a las consecuencias de sus actos. Podrá correr todo lo rápido que quiera, pero de sus decisiones no puede huir. Tiene que vivir con ellas.

AVISO SPOILERS: Esta entrada va a contener spoilers de 'Flashpoint', el primer episodio de la tercera temporada de 'The Flash'.

¿Qué es 'Flashpoint'?

El punto de partida de esta temporada es el evento crossover de DC 'Flashpoint', escrito en 2011 por Geoff Johns y Andy Kubert. Barry Allen despierta un día y descubre que está viviendo en una realidad alternativa en la que él no es Flash, y no tiene poderes. De hecho, ni siquiera parece que exista Superman. Barry es el único que sabe que algo ha alterado la línea temporal, pero tiene que llegar Reverse Flash a recordarle que él mismo lo hizo al volver al pasado y evitar que su madre fuera asesinada.

El cómic ya fue adaptado a televisión en 2013, en una película animada llamada 'Justice League: The Flashpoint Paradox', y parece que 'The Flash' va a utilizarlo más como inspiración para jugar con líneas temporales alternativas y con la responsabilidad de Barry en su creación. El primer capítulo es el que se ajusta un poco más al cómic, pero las consecuencias van a reverberar más allá del estreno.

La responsabilidad de Barry Allen

La serie ya ha mostrado otras veces realidades alternativas. El año pasado ofreció el primer vistazo al Multiverso (que abrió la puerta al crossover con 'Supergirl'), y se divirtió bastante presentando otras versiones de los protagonistas. También empezó a introducir la noción de que, a veces, Barry no es demasiado consciente de la responsabilidad que acarrea su capacidad para viajar atrás en el tiempo, por ejemplo.

Theflash3

Si algo se tuerce y, como consecuencia, alguna de las personas de su entorno resulta herida, Barry utiliza su velocidad para dar marcha atrás y salvarla. Actúa impulsivamente, sin pensar en las consecuencias. Y aunque afirme que lo hace para ayudar a esas personas, también hay cierto egoísmo ahí. Su pena es tan enorme al final de la segunda temporada, cuando Zoom mata a su padre, que opta por salvar a su madre. El duelo le ciega y sólo piensa en sí mismo. Y eso pone en peligro todo su mundo.

'Flashpoint' va a ser sólo el punto de partida de la tercera temporada de 'The Flash'

Curiosamente, aquí se nota un poco el paso de Andrew Kreisberg, uno de sus productores ejecutivos, por 'Fringe'. Allí también universos alternativos y una persona que, movida por un dolor inimaginable, creaba el caos para dejar de sentirlo. Barry descubre rápidamente que esa felicidad que ha conseguido es artificial y que no va a durar. Si se equivoca, no puede regresar y deshacer el error; lo hecho, hecho está.

Así queda claro cuando se cierra la línea temporal de 'Flashpoint' y volvemos, en apariencia, a la normalidad. Cada vez que Barry vuelve al pasado y retoca algo, esos cambios se trasladan a su presente. Tiene que empezar a asumir sus equivocaciones.

El equilibrio entre ligereza y drama

Por supuesto, todas estas alteraciones, correcciones y nuevos cambios llevan a que la serie corra el riesgo de dar vueltas sobre sí misma sin demasiado sentido. De momento, la respuesta emocional de Barry es la que sostiene el armazón, pero la evolución de los próximos episodios dará la medida de si esta línea argumental ha sido buena idea o no.

Es otra complicación en una 'The Flash' que ya tiene el difícil objetivo de mantener el equilibrio entre la ligereza y la diversión con la que arrancó, y que la hicieron tan popular, y mayores toques de drama y oscuridad. Este primer capítulo nos deja momentos simpáticos como ese primer encuentro, en la nueva línea temporal, entre Barry y Iris, o el chiste recurrente de llamar constantemente Kid Flash a Wally. Y luego ofrece la contrapartida dramática con el discurso de Reverse Flash y la decisión de Barry de perder a su familia otra vez.

Este 'Flashpoint' puede haberse resuelto muy rápido, pero abre la puerta a cosas interesantes en los siguientes episodios. Ha tenido consecuencias en el presente (Iris y Joe no se hablan, por ejemplo), y puede obligar a Barry a plantearse algo más de precaución cuando quiera volver a tomarse por su mano el "arreglo" de una línea temporal que no ha evolucionado como se suponía, o como él quería, que es lo que le echa en cara Thawne.

En ¡Vaya Tele! | The CW promociona a sus superhéroes con su propio Club de la Lucha

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos