Sigue a Vayatele

elprisionero


I’m not a number, I’m a free man!

Quizás algunos visteis, hace unos cuatro años, la miniserie ‘The prisoner‘, en AMC, centrada alrededor de un misterioso lugar, La Villa, en el que un hombre sin nombre está retenido contra su voluntad. Aquella miniserie reinterpretaba un clásico de la ciencia ficción, ‘El prisionero‘, una serie de la que en septiembre se cumplirán 45 años de su estreno en el Reino Unido y que ha extendido una larga sombra sobre muchos de los títulos de género que han venido después de ella.

De hecho, esta entrada está inspirada precisamente por el capítulo de la semana pasada de una de esas series (de la que hablaremos un poco más adelante), pero antes de empezar a encontrar referencias, homenajes e influencias varias, siempre es conveniente echar primero un vistazo a ‘El prisionero’ original, el que se convirtió en un fenómeno tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos a finales de los 60, una época en la que la Guerra Fría y la literatura sobre espías estaban en pleno apogeo.

Así era ‘El prisionero’

‘El prisionero’ fue concebida, en 1967, por su actor protagonista, Patrick McGoohan, y contaba la historia de un hombre, cuyo nombre y ocupación no conocemos (aunque podemos imaginarla), que es secuestrado después de dimitir de su puesto y enviado a un misterioso lugar llamado La Villa. Allí, ya no tiene nombre, sino que es asignado un número, el 6, por el que es conocido desde ese momento. Además, recibe la visita habitual del Número 2, que parece estar al cargo de La Villa, y que intenta por todos los medios sonsacarle información. Seis no sólo se resiste a dársela sino que, por su lado, su único interés es fugarse de allí, sólo para descubrir que La Villa tiene su propio sistema de seguridad que impide que nadie escape.

prisionero2

Los 17 capítulos de ‘El prisionero’ son una fascinante muestra del manejo de una trama continuada y misteriosa, aunque se les vaya un poco de las manos hacia el final, una trama con toques surrealistas y que es todo un tratado sobre la importancia del individuo y de su libre albedrío y el peligro de la uniformización de las sociedades y el control absoluto de ellas por parte de unos pocos. La serie no se molesta en darnos respuestas a buena parte de los misterios que ha presentado, y es cierto que su mejor tramo es el inicial, cuando comenzamos a ver todos los juegos mentales con los que la organización a la que pertenece Dos intenta quebrar la voluntad de Seis.

El legado de Seis

Si nos centramos sólo en televisión, la influencia de ‘El prisionero’ se puede encontrar en los sitios más insospechados. En ‘Babylon 5‘, por ejemplo, el inquietante Cuerpo de Telépatas se comporta de un modo muy similar a cómo lo hacen los secuaces de Dos, y hasta se despiden usando una de las frases más utilizadas por ellos, “Be seeing you“. Uno de los cylones humanos de ‘Battlestar Galacticase llama Número Seis en honor al personaje interpretado por McGoohan, y ejemplifica en esa serie la exploración de temas como la construcción de una identidad personal propia.

simpsons_prisoner

De todos modos, uno de los mejores homenajes hechos nunca a la serie fue el plagio-parodia que le dedicaron ‘Los Simpson‘ en la 12ª temporada, dedicando toda la parte final de ‘The computer wore menace shoes‘ (el episodio en el que Homer se convierte en Mr. X) a introducir a Homer de lleno en ‘El prisionero’. Incluso contaron con el propio Patrick McGoohan poniendo voz a la versión animada de Número Seis. La gracia estaba en ver cómo respondía Homer a todas las tácticas de control mental de Número Dos, sobre todo si estaban relacionadas con la comida.

La factoría Abrams

En los últimos años, uno de los sitios más curiosos donde se ha notado la sombra de ‘El prisionero’ es en varias series producidas por Bad Robot, la compañía de J.J. Abrams. El humo negro de ‘Perdidos‘ y todos los modos en los que los náufragos eran incapaces de salir de la isla estaban muy influenciados por La Villa, y hasta en el último episodio, dos personajes a cargo de la isla se refieren a sí mismos como el Número Uno y el Número Dos. Incluso Sawyer se despide de vez en cuando de la gente con un “Be seeing you“.

fringe_olivia

No obstante, ha sido ‘Fringe‘ la que ha terminado haciendo los homenajes y las referencias más claros a la serie de 1967. El primer capítulo de la tercera temporada tenía a Olivia reviviendo buena parte de las cosas que le pasan a Número Seis, y hasta encontrándose con una escena en un parque que parecía salida de la propia Villa, con bicicleta antigua incluida. Los homenajes del episodio ‘Letters from transit‘, de la cuarta temporada han llevado a Walter a pronunciar la frase más famosa de ‘El prisionero’, aquel “I’m not a number, I’m a free man“ (además de “transformarse” en Obi-Wan Kenobi), y buena parte de la iconografía referida a los villanos de ese episodio remitía inevitablemente a La Villa. Además de que esta serie explora los mismos temas sobre la identidad personal y el individuo que la creación de Patrick McGoohan.

En ¡Vaya Tele! | El regreso de ‘El prisionero’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios