Sigue a Vayatele

da3spoilers


Que levante la mano quien no se haya pasado meses leyendo por todas partes declaraciones de Dan Stevens dejando en el aire su continuidad en ‘Downton Abbey‘ más allá de la tercera temporada. La obsesión de los estadounidenses por la serie, especialmente, ha llevado a que se hable hasta la extenuación de cualquier rumor o noticia relacionado con ella, por lo que ver el especial de Navidad intentando abstraerse de todas esas habladurías sobre Stevens era relamente difícil. De hecho, si estábamos al tanto de ellas, hasta se pueden encontrar pequeñas pistas que indican que algo trágico va a ocurrir (como esas nubes de tormenta que acompañan a los hombres Crawley en su cacería en las Highlands escocesas).

El actor quería marcharse de la serie y Julian Fellowes, el creador, le concedió su deseo de la manera más expeditiva posible, matando a Matthew en un accidente de coche mientras se dirige a Downton a anunciar a toda la familia que por fin ha nacido su hijo con Lady Mary. Después de la muerte de Lady Sybil, los Crawley no han ganado para disgustos en esta tercera entrega. Pero hasta ese momento, el especial de Navidad transcurría bastante plácidamente y hasta con poco gancho, dividiendo a los personajes en dos grupos; los Crawley se van a Escocia a pasar unos días con unos familiares de Robert, mientras gran parte del servicio y Branson se quedan en la casa.

El dilema de Branson


danavidad
Branson, de hecho, es uno de los que adquiere algo más de protagonismo en el capítulo al explorar un poco más las dudas que le acarrea su nueva posición como uno de los administradores de Downton y como parte de la familia Crawley por su matrimonio con Sybil. El servicio lo trata como tal, pero él aún no lo ha aceptado del todo, y esa criada nueva sólo sirve para explicitar aún más sus inseguridades (e intentar aprovecharse de ellas, algo que estaba tan telegrafiado como aquel terrible intento de affair de Lord Grantham con otra doncella). El papel de Branson ahora que Matthew no está va a ser interesante en la cuarta temporada.

En cuanto al resto de los personajes que se quedan en la casa, hay cierta resolución del enfrentamiento entre Thomas y Jimmy que casi lleva al primero a la cárcel, y a la señora Patmore le sale un pretendiente que luego no es tal, pero todo es muy liviano. Lo que no quita que ver juntos a Carson y la señora Hughes no sea siempre uno de los mejores momentos de cada capítulo, y que ese amago de acercamiento entre el doctor Clarkson y la madre de Matthew no sea un poco peculiar. ¿Lo retomarña Fellowes en otoño, o se olvidará de ello?

¿Y ahora qué?


danavidad4
Lo que da algo de interés al especial de Navidad (comparado sobre todo con el de la segunda temporada, bastante mejor) es ver en qué punto se queda ‘Downton Abbey’ de cara a la cuarta entrega. En la familia Crawley, las cosas van a cambiar bastante, porque otra vez se quedan sin heredero inmediato, así que será interesante ver cómo lleva Mary su nueva situación, teniendo en cuenta que el heredero es ahora su hijo (si yo no me he perdido con todo el lío sucesorio organizado por el padre de Robert). Por otra parte, por mucho que su familia intenta separarla de él, Edith y su editor van directos a mantener un romance clandestino y potencialmente escandaloso (recordemos que él está casado), y seguramente tendremos el añadido de la hija de los primos de Robert, aquella joven alocada que Matthew y Edith “rescatan” de un club de jazz, y de otro hombre casado, al final de la “temporada regular”.

El cambio que prometía la Primera Guerra Mundial llegará definitivamente en la cuarta temporada, y el especial de Navidad parece que no ha servido más que para poner las primeras piedras de dicha entrega. Ha tenido algunos momentos entretenidos pero, en general, parecía que Fellowes estaba escribiendo con el piloto automático, y que es todo tan plácido para que luego la muerte de Matthew nos impacte más. Que lo habría hecho si no hubiéramos estado leyendo rumores constantes sobre el futuro de Dan Stevens en la serie. Con Jessiva Brown-Findlay no se comentó nada, y así su salida sí que fue un verdadero impacto.

En ¡Vaya Tele! | La tercera temporada de ‘Downton Abbey’ recupera su tono

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios