Compartir
Publicidad
'Designated Survivor', Sutherland contra Washington
Ficción internacional

'Designated Survivor', Sutherland contra Washington

Publicidad
Publicidad

No es la primera vez que una ficción explora un escenario en el que se active un protocolo de sucesión en caso catástrofe. En esta ocasión nos encontramos con 'Designated Survivor', nueva serie de ABC en la que Kiefer Sutherland encarna a Tom Kirkman, cabeza de un secretariado menor del gobierno de EEUU que ve cómo es designado como último superviviente ante el debate del Estado de la Unión.

Aviso: A partir de aquí hablaremos de los tres primeros episodios de 'Designated Survivor'

El punto de partida es una gigantesca explosión en el Capitolio, acabando con todo el que es importante a nivel político y judicial en EEUU y consiguiente nombramiento de Kirkman como nuevo Presidente de la "nación más poderosa del planeta". Kirkman deberá lidiar con las primeras y difíciles decisiones en unos tiempos en el que todo el mundo clama venganza mientras que por otro lado el FBI investiga lo ocurrido con una Maggie Q a la cabeza.

El piloto de 'Designated Survivor' está bastante bien. Tiene su punto de acción, un toque de intriga interesante y nos plantea la crisis a la que se enfrenta el gobierno de EEUU justo después de un gran ataque terrorista que les ha descabezado. Sin embargo, con el piloto terminando justo cuando Kirkman arranca su primer discurso a la nación, uno no tiene ninguna pista sobre qué es lo que interesa a David Guggenheim y compañía.

Maggie Q Designated Survivor Magazinema

Ya es en los dos siguientes capítulos cuando se ve más claro qué dirección van a tomar. 'Designated Survivor' explora, sobre todo, el hecho de ser un intruso en la Casa Blanca. Si de por sí debe ser difícil que haya un nuevo inquilino en la residencia presidencial cada pocos años mientras que otros mandos son más "estables", la llegada de Kirkman en la mayor crisis habida en la historia de EEUU sienta como un jarro de agua fría a las mayores autoridades, civiles y militares, de la nación.

El retrato de Kirkman es la del hombre sensato, "bueno", mediador, de estado. No es un animal político, es una persona que puede pasar por ingenua e inofensiva. Por tanto esta es una historia de "supervivencia" entre tiburones de poder, donde no sobreviven "los buenos". Ahi es donde mejor deben trabajar los guionistas ya que normalmente hay que hacer más creíbles a los protagonistas "sin tacha".

En ciertos aspectos (quizás por ser también de la factoría de Mark Gordon), 'Designated Survivor' parece beber de 'Quantico' en cuanto que arranca con un atentado con ramificaciones complejas que llevarán a puntos "incómodos". Lo cual me lleva a la gran duda sobre cuánto podrán estirar y hacer este hilo interesante teniendo en cuenta que la serie ya cuenta con el back-nine y que en el caso de 'Quantico' los giros locos acabaron cansando al personal.

'Designated Survivor' es un drama bastante correcto, una serie interesante, bien escrita y con un reparto solvente. Sin embargo, el hecho de estar tan centrado en Sutherland por un lado y Maggie Q por el otro hace que los secundarios estén pasando desapercibidos. La serie tiene potencial para hacer un buen drama político, si saben aprovechar lo que tienen lo conseguirán.

En ¡Vaya Tele! | 'Speechless' y 'Designated Survivor' también logran temporada completa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos