Sigue a

soprano_ventana

Con el fin de Los Soprano el pasado domingo en EE.UU. se acaba también una era para la cadena que los emitía, HBO, y por supuesto, el final no ha estado exento de polémica por la decisión de su creador, David Chase, de cómo iba a finalizar el último capítulo. Ha habido división entre los fans y los críticos, y Chase ha vuelto a demostrar su fama de tipo peculiar al avisar a los ejecutivos de la cadena que, en cuanto acabara la serie, se iría a Francia y no atendería llamadas de nadie, así que que no lo buscaran para explicar por qué Los Soprano termina de la manera en que lo hace. El resto del equipo de guionistas de la serie tiene también instrucciones de no dar ninguna explicación.

En un momento en el que blogs, páginas web y medios tradicionales desvelan con anterioridad los detalles de determinados episodios (ahí está la filtración, días antes de su emisión, de las sorpresas del final de la tercera temporada de Perdidos), y donde enseguida se tiene a mano a los responsables de las series para que nos desvelen todos los secretos, el movimiento de Chase ha causado admiración entre sus compañeros de profesión. David Shore, creador de House, decía al periódico The New York Times que “obviamente, (Chase) quiere que especulemos sobre lo que significa todo eso. Obviamente, eso es lo que todos estamos haciendo”.

David Milch, responsable de Deadwood y la recién estrenada John from Cincinnatti, expuso el dilema explicando que “era una cuestión de lealtad hacia las expectativas del espectador frente a la lealtad a la coherencia interna del material. La posición de Chase fue de lealtad hacia la dinámica interna del material y de los personajes”. O lo que es lo mismo, David Chase ha podido terminar Los Soprano en sus propios términos, lo que no es nada fácil de conseguir. ¿Y cómo acaba la serie? Tendréis que verlo para creerlo.

Vía | The New York Times
En ¡Vaya Tele! | La HBO busca sustituto para Los Soprano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios