Síguenos

Damages

Pues tras todo un año desde que vimos el prometedor final de la cuarta temporada, hace unas semanas ha comenzado la quinta y última temporada de ‘Damages‘. Una temporada de diez episodios en las que veremos el enfrentamiento final entre Patty Hewes (Glenn Close) y su padawan Ellen Parsons (Rose Byrne).

Como suele pasar con la serie (en general con las “nuevas series de abogados” como ‘The Good Wife‘) el caso de esta temporada está inspirado en un gran caso mediático de relativa actualidad. Si en anteriores temporadas hemos visto entre otras cosas un caso sobre un esquema Ponzi y otro sobre operaciones militares controvertidas realizadas por mercenarios, en esta ocasión Daniel Zelman y Todd y Glenn Kessler entran de lleno en el tornado informativo que es Wikileaks y la repercusión que ha tenido.

Así pues nos encontramos con una Ellen que se ha independizado (de nuevo) de Patty y abre su pequeño bufete mientras se prepara para testificar contra su ex jefa. Mientras tanto vemos a Channing McLaren (Ryan Phillippe) el responsable de una conocida web de filtraciones de documentos secretos de gobiernos y grandes empresas. Channing busca representación legal dado que va a recibir pronto una información muy importante que levantará muchos problemas. Sin embargo Patty rechaza el trabajo aunque recomienda a Ellen.

Las cosas se complican cuando junto a la filtración comprometida sobre la empresa de inversión aparecen todo tipo de datos y mails personales de Naomi Walling (Jenna Elfman), la “topo”. Es entonces cuando Patty ve un caso claro pretendiendo ir a por McLaren, representado por Ellen. Caso que comienza con el aparente suicidio de Naomi. Y como siempre nos encontraremos con aliados extraños, cosas que no son lo que parecen… y todo esto aderezado por una visión de futuro que insinúa que el enfrentamiento Patty vs. Ellen no terminará demasiado bien.

Esta quinta temporada de ‘Damages‘ ha comenzado, si cabe, más intrigante que nunca. Si en otras temporadas presentaban el caso algo más tranquilamente pero aquí nos encontramos con la más pura esencia de la serie. El hecho de que, precisamente, no haya hechos (y que McLaren sea bastante ambiguo) hace que sea la prueba definitiva para ver si Ellen puede ganar a Patty en una temporada que promete ser de lo mejor de la serie.

Y la verdad es que espero que no decepcione en ese sentido, sobre todo porque durante toda la serie se ha ido formando un polvorín destinado a explotar durante esta temporada final de ‘Damages’. De momento ha comenzado bastante bien, con un buen guión y casi sin tiempo para muchas tramas más. De hecho tanto la trama de la nieta como la nueva sobre la madre de Ellen están relegadas a unos pocos minutos por episodio. En definitiva, esta temporada promete ser el cierre apoteósico a una gran serie.

En ¡Vaya Tele! | Cinco razones para ver ‘Damages’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios