Sigue a Vayatele

Viendo la tele

Hace unos días os comentaba que llevaba un tiempo reflexionando sobre el parentesco que hay entre la calidad una serie y la de su episodio piloto. Aprovechando esa idea, me lancé a proponer a cinco series que consideraba que superaros con creces el nivel de su primer episodio, pero en el mundo no todo es maravilloso y va a mejor, ya que también hay casos en los que un prometedor arranque acaba derivando en poco menos que una catástrofe.

Sin embargo, los casos en los que una serie se hunde en la miseria directamente tras un primer gran episodio son poco usuales, por lo que he decidido hacer una selección más heterogénea. Habrá casos en los que la serie tardó más en desmoronarse, otros en los que ni siquiera el capítulo piloto era una maravilla o incluso puede ser que ni siquiera se convirtiera después en una mala serie, pero sí una decepción muy por debajo de su llamativo arranque. Os invito a descubrir a las cinco “agraciadas”.

‘Prison Break’

Prison Break

Mucho se habló en su momento de ‘Prison Break‘, una ficción adrenalítica que enganchó a multitud de espectadores con su notable primera temporada. Algunos ya se bajaron del barco en la segunda – a mí personalmente me gustó casi tanto como la anterior-, cuando el argumento cambió sobremanera, pero fue en la tercera temporada cuando tocó fondo repitiendo esquemas de forma pésima y aburrida, mejorando levemente en la última, cuando ‘El equipo A’ parecía ser el modelo a seguir. El deterioro progresivo de la calidad de una serie es algo muy extendido, pero creo que pocas lo ejemplifican tan bien como las particulares aventuras de Michael Scofield y compañía.

‘Gominolas’

Gominolas

Una de las primeras grandes apuestas de Cuatro fue esta creación de Nacho G. Velilla que parecía destinada a arrasar. Y lo cierto es que su episodio piloto tuvo una gran acogida por parte de un público curioso ante una premisa que parecía recordar al caso real del grupo Parchís – y otros similares-, con el añadido de estar creada por uno de los grandes responsables de ‘7 vidas‘. Visto el primer episodio, todo indicaba que la premisa daba para un glorioso cortometraje, pero que como serie iba a acabar descarrilando. Acierto total, ya que la serie se dedicó a dar vueltas sobre sí misma usando un humor bastante dudoso – algo ya perceptible en el primer capítulo-, todo ello mientras iba perdiendo espectadores a una gran velocidad, por lo que no tardó en ser cancelada.

‘The Newsroom’

The Newsroom

Soy consciente de que la elección de ‘The Newsroom‘ posiblemente sea la que más polémica vaya a generar, pero eso no convierte su inclusión en algo inmerecido. Todo buen seriéfilo conoce los puntos fuertes de Aaron Sorkin, siendo su gran capacidad con los diálogos, en especial para los monólogos/discursos de un único personaje, lo que casi todos destacaríamos en primer lugar. El problema es que tras un alabado primer episodio, la serie cayó en varias inconstancias, siendo capaz de criticar lo que ella misma hacía – ingenuidad, falta de realismo, etc.-, dar pie a varias contradicciones o no dudar a la hora de echar mano de recursos de guión un tanto dudosos.

Nada más lejos de mi intención el decir que sea mala, pero el impacto del piloto se diluyó y lo que nos queda es algo que está bien, pero con tales debilidades que resulta impropio de la mente pensante que nos regaló la magistral ‘El ala oeste de la Casa Blanca‘.

‘FlashForward’

FlashForward

La gran apuesta de la televisión americana de la temporada 2009/2010 y aparente sucesora de la mítica ‘Lost’, consiguió atrapar la atención de muchos espectadores con su primer episodio. Intrigante, espectacular y entretenido, el piloto sólo fallaba a la hora de establecer con suficiente fuerza a sus protagonistas, pero la mayoría pensó, yo entre ellos, que ya tendrían tiempo de ponerse a ello en los siguientes capítulos. Qué tontos fuimos.

Pronto quedó demostrado que la intriga iba a dar tumbos sin ton ni son y que los actores iban a ser incapaces de dotar de ningún interés a sus personajes, algo especialmente evidente en el caso de Joseph Fiennes, el hermano sin talento de su familia. La serie no tardó en ir perdiendo audiencia hasta concluir para siempre jamás sin terminar de resolver todas las dudas. Cierto es que hubo cierta mejoría tras la mid-season finale en la forma de un par de episodios que hasta eran entretenidos, pero ‘FlashForwardjamás estuvo a la altura.

‘Tan muertos como yo’

Tan muertos como yo

Bryan Fuller es un nombre bastante reconocido entre cierto sector de los seriéfilos, pero también casi una garantía de que si él es el gran responsable de una serie, ésta va a durar muy poco con vida. Lo que fue más curioso es que en el caso de ‘Tan muertos como yo‘ él mismo abandonó el barco tras haberse emitido apenas cinco episodios de la misma, algo que no tardó en notarse en una serie con un argumento con miles de posibilidades que acabó reduciéndose a poco más que un procedimental en el que también se daba cancha a la no muy estimulante familia de la protagonista. Nunca llegó a ser mala – eso quedó reservado para la muy olvidable película posterior-, pero sí una buena muestra de una serie desaprovechada.

¿Os sorprende alguna de mis elecciones o estás de acuerdo con todas ellas? ¿Hay algún título que echéis especialmente en falta? Reconozco que barajé otros títulos como la hoy denostada ‘Heroes‘, pero he querido evitar caer en redundancias en el salto de calidad y su lugar fue finalmente a manos de ‘Prison Break’.

En ¡Vaya Tele! | Cinco series mejores que sus episodios piloto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios