Sigue a

lund_linden


Mientras en Fox Crime y laSexta puede verse la primera temporada de ‘The Killing‘, AXN estrena esta noche ‘Forbrydelsen‘, la serie danesa en la que se basa esa serie de AMC. Lo hará con el título de ‘The Killing: Crónica de un asesinato’, y precedida del gran éxito que ha tenido en el resto de Europa, especialmente en un Reino Unido donde es todo un fenómeno. Las dos cuentan la investigación del asesinato de una chica joven mostrando cómo afecta a los policías, a los padres de la chica y a un político local que está en plena campaña electoral para ser elegido alcalde, tienen como protagonista a una detective alejada de las convenciones clásicas asociadas a las mujeres policías y se sitúan en ciudades (Copenhague y Seattle) que permiten la construcción de atmósferas inquietantes.

Siendo una un remake de la otra, hay muchos puntos en común entre ambas; de hecho, los dos primeros capítulos son prácticamente iguales. Sin embargo, ‘The Killing’ va introduciendo con la marcha de los episodios algunas cosas diferentes, otras opta por situarlas en otros lugares y finaliza su primera temporada de modo distinto a como lo hace ‘Forbrydelsen’. Sí que comparten algunos sospechosos iniciales y también cierta acción de Linden al final de la primera temporada de la serie de AMC que, en la danesa, ocurre más o menos a la mitad (y sabiendo cómo se resuelve, los detractores de ‘The Killing’ aún la odiarán más cuando lo vean, ya en la segunda entrega). Ambos títulos son interesantes e intentan ofrecer algo distinto en el género policíaco, y se diferencian en cinco aspectos que pueden ayudarnos a hacernos una idea de cómo es cada serie por sí misma.

1. Los compañeros de Lund y Linden

Aunque Sarah Lund (Sofie Grabol) y Sarah Linden (Mireille Enos) tienen unas sutiles diferencias entre sí, donde se nota más el paso de una serie a otra es en sus compañeros, Holder y Meyer. Ambos entran en escena como los supuestos sustitutos de Sarah, que en ambos casos está a punto de mudarse a otra ciudad (Lund incluso se va del país), y al principio están deseosos de que ella se vaya para quedarse con el caso para ellos solos. Mientras Meyer choca bastante frontalmente con Lund, y rara vez están los dos en la misma página, Holder tiene más dobleces y su relación con Linden es más complicada porque van encontrando puntos en común, a la vez que Holder parece guardar un as en la manga.

forbrydelsen2

2. La trama política

Las historias de las campañas a alcalde de Copenhague y de Seattle son importantes para el desarrollo de las series, aunque al principio parezcan estar relacionadas sólo indirectamente con la trama principal. Los dos candidatos, Troels Hartmann y Darren Richmond, se presentan como tipos ambiciosos pero con principios, deseosos de llevar aires nuevos a sus ciudades. Eso sí, los dos esconden un lado más oscuro que hace aparición esporádicamente. En ‘Forbrydelsen’, no obstante, toda esta subtrama está mucho mejor manejada y se aprecia mejor integrada con el resto de la serie. En ‘The Killing’ añaden un par de personajes un poco inquietantes alrededor de Richmond, pero es uno de sus puntos débiles.

3. El entorno de Sarah

Una de las principales diferencias entre Lund y Linden es su entorno familiar. Las dos tienen un hijo adolescente que va un poco por libre, y cuyo padre es una presencia muy distante, pero luego ni su novio ni su madre son iguales (para empezar, al principio ni siquiera estamos seguros de ésa sea de verdad la madre de Linden). El novio de Lund, aunque también la presiona para que se mude con él, participa un poco más en la investigación que el de Linden (es psicólogo forense, o algo así), mientras su madre se muestra bastante más hostil hacia el caso por retrasar la boda entre ambos. Por lo que se insinúa del pasado de Linden, éste es bastante más complicado que el de Lund, y aunque sus personalidades son ligeramente distintas, las dos se ven totalmente absorbidas por el caso, casi sin darse cuenta de las consecuencias que eso les puede acarrear.

thekilling8

4. ‘Missing’

El famoso capítulo 11 de ‘The Killing’ (‘Missing’) es un añadido de la serie de AMC que no aparece en ‘Forbrydelsen’. En él, Linden y Holder dejan de lado la investigación del asesinato de Rosie para buscar al hijo de la primera y, por el camino, se acercan un poco más al darse cuenta que, en realidad, sus orígenes no son tan diferentes. El retrato de la relación entre los dos detectives es una de las aportaciones más interesantes de ‘The Killing’ con respecto a la serie danesa, y uno de sus mejores exponentes, a pesar de que este episodio levantó no pocas iras entre quienes estaban impacientes por ver el final de temporada.

5. La duración de sus temporadas

Esto a lo mejor parece una tontería, pero no lo es. De hecho, explica en buena parte la reacción que suscitó el final de la primera temporada de ‘The Killing’. ‘Forbrydelsen’ (que en Dinamarca está rodando ya una tercera entrega) consta de 20 capítulos de casi una hora de duración cada uno. Por su parte, la serie de AMC tiene 13 episodios de unos 45 minutos y, a pesar de ir evolucionando un poco distinta en algunas partes, sigue siendo bastante fiel a la danesa. Y mejor no decir nada más, no sea que alguien piense que estamos espoileando algo.

Como hemos comentado al principio, tanto ‘Forbrydelsen’ como ‘The Killing’ merecen la pena, a pesar de los giros de guión que no van a ninguna parte, los falsos culpables frustrantes y que a Lund y Linden les estén recordando constantemente que por qué no se han marchado todavía. Ambas destacan en el retrato del dolor de la familia Larsen (especialmente, de la madre) y en su intento de salirse de las fórmulas ya conocidas de las series de detectives.

En ¡Vaya Tele! | ‘The Killing’ tendrá segunda temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios