Sigue a

miranda

Tras dos años de hiato, ‘Miranda‘ regresa esta noche con su tercera temporada. Siguiendo la línea de las dos anteriores, esta nueva tanda de episodios y contará con tan sólo seis entregas de 22 minutos. Malditos ingleses y sus calendarios de producción.

Miranda es una joven de treinta y tantos, muy patosa y bastante inútil para las situaciones sociales medianamente normales. Tiene una tienda de artículos de broma de la que se encarga su mejor amiga Stevie y su madre está empeñada en conseguirle un marido a toda costa mientras ella niega lo obvio: que está enamorada de Gary, el cocinero del bar de al lado.

A pesar de tener solo 12 episodios a sus espaldas, ‘Miranda’ tiene ya una colección de momentos inolvidables. Aprovechando la ocasión, quiero resaltar todos esos elementos que hacen tan especial y divertida a la serie; todos esos que tengo tantas ganas de disfrutar de nuevo.

Los anteriormente en mi vida

Cada episodio comienza con Miranda dando la bienvenida al espectador y poniéndole al día de su vida. Contrario a lo habitual, estos previously in my life son gags sueltos que no tienen nada que ver con lo visto anteriormente en la serie. Y es que Miranda es muy dada a acordarse de momentos vergonzosos y compartirlos con nosotros a modo de flashback, como su inutilidad a la hora de ligar, las meteduras de pata en las reuniones formales que organiza su madre o sus demostraciones de lo bien que lo pasa viviendo sola.

Los arrebatos musicales y las palabras peculiares

El momento álgido de muchos episodios sucede cuando Miranda oye alguna frase que le recuerda a una canción y no puede evitar cantarla; que esté en mitad de un funeral o de una entrevista de trabajo no le importa en absoluto. También tiene una fijación muy divertida con las palabras de pronunciación curiosa como thrust, clutch o moist y que tiende a repetir cuando se siente arrinconada. Este es una de esos argumentos perfectos a favor de la versión original, sobre todo en las comedias.

penny

Los what I call y los such fun!

Patricia Hodge interpreta a Penny, madre de Miranda e incansable celestina que trata de emparejarla con el primero que se cruza. Tiene una relación muy sana con su marido que no duda en compartir con una asqueada Miranda que acusa su disgusto con una mirada al espectador.

Penny tiene otras perlas y es que es ella quien nos informa de la melodía para la risa de la temporada. Hasta ahora han sido ‘Poker Face’ de Lady Gaga y ‘Barbie Girl’ de Aqua; se admiten apuestas de cuál será la nueva canción elegida. Las coletillas más míticas de la serie también vienen de ella, que suele abandonar la estancia después de fastidiar a Miranda con un divertido “Such fun!” o la saca de sus, como yo llamo, casillas con sus “What I call”.

La ruptura de la cuarta pared

Una parte vital del humor de la serie esa complicidad que tiene la protagonista con el espectador. Sea para acusar una mentira descarada o para pedir ayuda en una situación embarazosa, Miranda rompe la cuarta pared constantemente, haciendo que la audiencia se sienta parte importante de la serie. ¡Qué ganas tengo de que nos llame groseros una vez más!

Las competiciones absurdas con Stevie

Miranda y Stevie son amigas. De esas que se pican y se ponen en evidencia constantemente y viven de sus constantes competiciones absurdas, sea para ver quién revienta más pompitas del papel de embalar, para decidir quién se queda con el dueño de una cartera olvidada en la tienda o para rendir cuentas con Heather Small.

En fin, ‘Miranda’ es una de esas series con los elementos de sitcom más básicos y clásicos pero en la que todo funciona tan bien, el reparto tiene tanta química y lo bien que lo pasan haciendo la serie se contagia tan fácilmente, que ha sido una de las comedias que más he disfrutado y más cariño he cogido en estos últimos años.

En ¡Vaya Tele! | Trailer de la navidad al estilo ‘Miranda’, such fun!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios