Síguenos

Prime Suspect

Cada vez que sacamos en ¡Vaya Tele! la noticia de la renovación o cancelación de tal o cual serie siempre me sorprende el número de gente que usa ese criterio para determinar si ver o no ver una serie. Y no solo se produce entre los usuarios de este blog, sino que es algo universal entre los seriéfilos ese “Vaya, cancelada, pues me ahorro verla” y al revés “renovada, pues me pongo con ella”.

No voy a negar que a mí mismo no me dé pereza cuando me entero de la cancelación prematura de una serie, pero ¿es justificación suficiente para no verla? A mí se me ocurren otros argumentos mejores como que las críticas sean terribles o que la historia simplemente no haga tilín o incluso el tiempo que dispongamos para ver series. Recordemos que un factor vital en la cancelación/renovación de una serie son los espectadores y lo que nos enseña la historia catódica (y cultural en general) es que calidad y cantidad no siempre van de la mano.

Los tipos de cancelaciones

The Chicago Code

Así pues cabe preguntarse ¿a qué viene este elitismo? ¿es pura pereza o más bien prejuicios hacia series que son canceladas prematuramente? Está claro que entre la larga lista de series que no sobrevivieron a su primera temporada nos encontramos desde series de pésima calidad hasta series bastante buenas, por no decir muy buenas que, por falta de audiencia son fulminadas en distintos momentos de su emisión, ya sea:

  • Tras los desastrosos datos de los dos primeros episodios, la serie es retirada fulminantemente.
  • No siendo encargados el back nine (lo que conocemos como temporada completa de veintidós episodios en los estrenos de otoño)
  • Ha logrado (o se encargó inicialmente) una temporada completa pero se decide no renovarla por las bajas audiencias y/o problemas de producción.

Son tres casos distintos; y cada uno con una larga lista de series que encajarían en uno de estos casos. De estos tres casos el primero sería, para mí, el único que justificaría su no visionado. Dos episodios son muy pocos para juzgar una serie aunque esta prometa muchísimo (véase ‘Lone Star‘). El segundo caso es un terreno un tanto ambiguo. Por un lado esos trece episodios son suficientes como para juzgar la serie pero por el otro normalmente la trama horizontal, si la hubiera, queda truncada. Si es un buen procedimental (‘Prime Suspect’) da igual que tenga trece que ochenta episodios; si es de vuestro estilo lo mismo merece un visionado.

En el tercer caso la decisión de no visionarla, en el caso de que sea buena serie, me parece de delito. Tanto en los casos en los que la temporada conste de veintidós episodios como en los que tenga menos (trece, dieciséis, ocho…) pero se pueda ver como una temporada completa. La mayoría de las series que tienen una trama horizontal para ir desarrollando episodio tras episodio plantean cada temporada como un acto; con su presentación, nudo y desenlace. El año pasado tuvimos dos series que fueron canceladas en la primera temporada que eran una auténtica maravilla como ‘Lights Out’ y ‘The Chicago Code’, por poner un ejemplo.

Series canceladas que recomiendo

Lights Out

Un poco para ilustrar esta disertación sobre las series que se cancelan, he decidido realizar una pequeña lista sobre series de network y cable básico que merecen la pena su visionado. Todas son series de las últimas dos temporadas, podría extenderme más en el tiempo, pero la lista se haría demasiado larga:

  • Allen Gregory’ (FOX, 2011-2012): Comenzamos con una de las últimas apuestas de animación de Fox. Aquí reconozco que no son unos dibujos parta todo el mundo ya que los portagonistas son bastante desagradables por no decir estúpidos; pero si entras en su juego te llegas a reir a carcajadas.
  • Caprica‘ (SyFy, 2010-2011): El spin-off/precuela de ‘Battlestar Galactica’ debutó en DVD con un piloto extendido bastante prometedor. Sin embargo las críticas fueron algo tibias y era demasiado distinto a ‘BSG’ como para que varios se quedaran en el camino. Sin embargo la trama empezó a ir in crescendo hasta proporcionarnos un apoteósico (en más de un sentido) final para enganchar con el origen de los cylons.
  • The Chicago Code‘ (FOX, 2011): Magnífica serie policíaca en la cual vemos la cruzada particular de la recién nombrada Superintendente de Policía Teresa Colvin contra la corrupción en Chicago. Capítulos muy bien hechos, momentos de quitarse el sombrero y un final de infarto.
  • Lights Out‘ (FX, 2011): Una joya del cable básico, trece episodios contándonos el “forzado” regreso al cuadrilátero de un Ex Campeón de boxeo que en los últimos meses ha empezado a experimentar síntomas de una enfermedad neurológica. Una realización magnífica y una historia que te atrapa. Quién sabe lo que hubieran logrado de haber sobrevivido.
  • Prime Suspect‘ (NBC, 2011-2012): En la línea series que prometían pero que no veía ni el tato nos encontramos con este procedimental policíaco que, si bien no terminaba de llegar a la original británica, era francamente disfrutable. Además tenía una realización inusualmente cuidada comparada con la media de las networks.
  • Rubicon‘ (AMC, 2011): Otra joyita del cable. Una historia de conspiración pero desde el punto de vista de unos analistas de datos de inteligencia. Aroma a películas del género recogiendo lo mejor en cuanto a estética y planteamiento.

Pues ya lo tenéis, una pequeña lista de series que se merecen ese visionado que digo. Y si nos remontamos un par de años más atrás tenemos ‘Kings‘ o ‘Wonderfalls‘ e incluso podéis repasar algunas de las que hablamos en nuestra sección Series Inacabadas. Pero imaginaos el caso contrario ¿hubieramos conocido nuestra serie favorita de haber sido cancelada? Si, por ejemplo, NBC hubiera decidido cancelar ‘Community’ en su primera temporada, con ese planteamiento no hubiéramos sabido el cúmulo de genialidades que es esa serie desde el principio.

Con esta especie de oda a las series canceladas simplemente quiero reivindicarlas para que no caigan en la cripta del olvido a las primeras de cambio. Y eso es función de todos: Si una serie nos llama la atención hay que darle una oportunidad independientemente del número de temporadas que tenga o si ha sido fulminada en cuanto ha habido ocasión. El caso es ver, experimentar la serie por uno mismo y si no nos gusta, sólo entonces, descartarla.

En ¡Vaya Tele! | Series inacabadas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

49 comentarios