Sigue a

Breaking bad

YEAH BITCH! MAGNETS!

Breaking Bad‘ lleva ya años siendo una de las series más esperadas de la temporada; y este año, el de su última temporada y penúltimo verano, no lo iba a ser menos. El pasado domingo AMC estrenó por fin el primer episodio de la quinta temporada, el primero de los ocho que veremos en este 2012, y lo hizo con el capítulo más visto de toda su historia. En ello ha contribuido la larga espera y, sobre todo, la intensidad con la que acabó la historia el año pasado, tras la espectacular muerte de Gus y la revelación de la verdadera conducta de Walter.

No obstante, en estos primeros compases ‘Breaking Bad‘ ha decidido tomarse las cosas con calma y comenzar con algo más ligero, evitando el esperadísimo conflicto que todos buscamos entre Jesse Pinkman y Walter White. Han servido estos minutos iniciales para poner las cartas sobre la mesa, dejar claro dónde está cada uno y recordarnos cuáles son las implicaciones de todos los personajes en la trama principal, quién tiene más que perder y cómo afrontarán la situación. Sin renunciar tampoco a una breve ráfaga del futuro…

Esa escena inicial, con la nueva identidad de Walter preparándose para una intensa lucha, es un aviso al espectador de que esto todavía no ha alcanzado el clímax. Se avecina la madre de todas las batallas, y habrá que ver cuáles son los aliados que tiene cada uno. No sé en qué momento Walter se deja crecer el pelo y la barba, o qué son esas pastillas que toma mientras intenta tomar el almuerzo, pero detrás de todo eso queda una intensísima historia que vamos a conocer más pronto que tarde. Aunque lo mejor, claro, quedará para el próximo verano.

De momento, ‘Breaking Bad’ sigue fiel a su estilo, con escenas intrigantes y ese humor casi macabro que ha hecho suyo. El primer episodio nos cuenta una batallita más de los “dos tontos muy tontos”, que tantos buenos momentos nos ha dado a lo largo de su historia, encaminada a acabar con una más de las pruebas incriminatorias que podrían llevarles directos a la cárcel. No sé de cuántas se han librado ya, pero estoy seguro de que en algún momento cometerán un pequeño error, y será entonces cuando el cuñadísimo de la DEA obtendrá la ventaja.

En lo que sí ha vencido este capítulo de ‘Breaking Bad’ es en recordarnos la prepotencia de Walter, y lo ha hecho sobre todo en los minutos finales. Primero, con el “Porque yo lo digo“ a Mike; luego, con el “Se terminará cuando yo diga que ha terminado“ a Saul; y finalmente, con el “Te perdono“ a Skyler. Walter se ha erigido centro del universo, y probablemente será esa prepotencia la que le lleve a la tumba. Porque si algo me queda claro es que no puede tener otro destino dentro de la serie. Lo veremos.

En ¡Vaya Tele! | ‘Breaking Bad’, promo y cartel para ir calentando el regreso con su quinta temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

35 comentarios