Sigue a

BB

‘Breaking Bad’ es EL regreso de este verano. Más de un año después del final de su tercera temporada, por fin podemos empezar a saborear los nuevos capítulos de uno de los grandes dramas de AMC. La historia y sus protagonistas han cambiado mucho desde el primer capítulo de la serie, la premisa que daba pie a esta orgía de mafia y drogas ya ha sido superada, y las motivaciones de sus protagonistas a la hora de seguir haciendo lo que hacen, también.

En el camino, se han dejado además la parte más humorística, ese humor negro que resplandecía en la primera y segunda temporada, para decantarse por el drama en mayúsculas. Decía Vince Villigan, el creador de la serie, en las entrevistas previas al estreno que la cuarta iba a ser mucho más dramática y oscura; con apenas un episodio emitido, poco podemos avanzar del rumbo que seguirá ‘Breaking Bad‘ a partir de ahora, pero sí podemos corroborar que será mucho más oscura de lo que ha sido hasta ahora.

El primer capítulo de lo nuevo de ‘Breaking Bad’ se ha dedicado a posicionar a los protagonistas después del caos en que nos dejó hace ya más de un año. Sabíamos que Walter estaba retenido en el laboratorio de Gus contra su voluntad, y que Jesse había tenido que asesinar a Gale para convertir a Walter y a sí mismo en imprescindibles para Gus, asegurándose así seguir vivos un día más. No obstante, siempre pensé que Jesse huiría después del disparo, y no que se dejaría atrapar por Victor para ser trasladado al laboratorio. Una pequeña licencia para reunir de nuevo a los dos personajes principales.

Como digo, ‘Breaking Bad’ ha decidido ir despacio en el comienzo de la cuarta temporada, como ya hizo en la tercera. Pocas escenas ha habido en las que ha ocurrido algo especialmente reseñable, y se han dedicado a crear esa atmósfera oscura de la que nos hablaban, con silencios, monólogos y un apuñalamiento destinado a mandar un mensaje al dúo protagonista. Por cierto, genial ese guiño a los primeros capítulos de la serie, cuando el techo de la casa de Jesse se derrumbo tras “licuar” un cadáver en la bañera.

Mike: Nunca he usado antes este producto. ¿Estáis seguros de que será efectivo?

Jesse: Confía en nosotros.

Poco o nada más se puede sacar de estos primeros 45 minutos. Gus depende de Walter y Jesse, al menos de momento, y estos dos no tienen otra escapatoria. Con Hank postrado en una cama, su cruzada particular contra “Heisenberg” queda aparcada, pero esa libreta con anotaciones del laboratorio encontrada en casa de Gale puede precipitar las cosas hacia un lado y hacia otro. ‘Breaking Bad’ comienza despacio, como ya viene siendo frecuente, pero firme hacia una temporada que promete ser épica.

En ¡Vaya Tele! | Los buenos y los malos en ‘Breaking Bad’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios