Compartir
Publicidad
'BrainDead' es imprescindible
Ficción internacional

'BrainDead' es imprescindible

Publicidad
Publicidad

Cuando hace un año dimos la noticia de que el matrimonio formado por Robert y Michelle King, guionistas y showrunners de 'The Good Wife', estaban preparando una nueva serie con bichos alienígenas conquistando la política de Washington nos pareció una noticia increíblemente loca. Había algo en mi cabeza que no me permitía encajar bien las piezas de la información: ¿bichos aliens "ladrones de políticos"? Compro. ¿Nueva serie de los creadores de 'The good wife'? Compro. ¿Los creadores de 'The good wife' haciendo una serie sobre aliens come-cerebros? Fallo de sistema.

Pero, después de ver los trece episodios de 'BrainDead' solo puedo decir que tengo ganas de ver la próxima idea loca de los King. Por muy loca que sea, si están ellos detrás del proyecto, ya tienen a un espectador esperando. Y es que el drama veraniego de CBS ha sido ya no una sorpresa muy grata, sino que es una de las imprescindibles de estos últimos tiempos.

Aviso Spoilers: A partir de aquí nos meteremos en la temporada completa de 'BrainDead', avisado quedas

Los bichos que llegaron durante el cierre de la Administración

Braindead Shalhoub

Los King aprovechan el crispado clima político con la brecha cada vez más grande entre los dos grandes partidos para iniciar la serie con Washington enfrentándose a un inminente cierre de la Administración. Mientras, un fragmento de meteorito que chocó en tierras remotas siberianas llega al Smithsonian cargado con "polizones" artrópodos que se dedican a meterse en cabezas, comer medio cerebro (si la cabeza no explota) y controlar los cuerpos anfitriones... y si son de senadores, asistentes y activistas políticos mejor.

Laurel Healey (Mary Elizabeth Winstead) regresa en estos días a Washington para trabajar para su hermano Luke (Danny Pino), senador demócrata que intenta negociar con el senador republicano Red Wheatus (Tony Shalhoub) la reapertura del gobierno. Todo parece ir bien hasta que a Wheatus es infectado por estos bichos, lo que provoca el comienzo de una guerra en el Congreso de difícil solución. Los bichos están empezando a controlar Washington y solo Laurel y sus aliados Gustav (Johnny Ray Gill) y Rochelle (Nikki M. James) son los únicos conscientes de la situación.

Así, durante los trece episodios de 'BrainDead', hemos visto cómo este trío intenta averiguar qué está pasando, por qué todo el mundo escucha The Cars y cómo detener a los bichos mientras las tensiones y crispaciones parecen causar cada vez más problemas en los pasillos del Capitolio.

La gran razón para amarla: sus Previously

'BrainDead' está llena de razones para amarla, eso es cierto y ya entraré en ello en breve. Pero si hay algo con lo que ha destacado ha sido por el uso de sus "Previously", apostando por un uso muy original e incluso inédito. Del segundo al decimotercer episodio Jonathan Coulton, compositor de, entre otras, 'Still Alive', la canción con la que cierra el videojuego 'Portal' (y que es la GRANDEZA), nos narra lo que ha pasado en los episodios previos reinventándose de vez en cuando (el del 1x11 es una joya).

Como historia curiosa comentar que Jonathan Coulton (JoCo) entró en el radar de los King hace un par de años. La cover con nueva melodía del Baby Got Back de Sir Mix-a-Lot (sí el "I like big butts") fue versionada a su vez por 'Glee' sin su permiso, lo que llevó a un litigio que fue reflejado en el episodio de la quinta temporada de 'The Good Wife', 'Goliath and David'.

'BrainDead' es maravillosa

Braindead Gustav

Robert y Michelle King son unos creadores que saben dar un sello muy característico a sus producciones. De hecho en 'BrainDead' se puede reconocer perfectamente su sello. También ayuda a que tengamos varios rostros familiares de 'The Good Wife' como Zach Grenier pasando de ser el interesado David Lee a padre de los Healey.

Pero por si los rostros y el gran uso de la música clásica no fueran suficiente el estilo de los King está muy presente a la hora de presentar las situaciones y de realizar los diálogos y las relaciones entre personajes... todo esto junto con esa vertiente cómica y mirada cínica hacia la política y los juegos de poder con los que nos llevan deleitando en los pasados años.

Puede que no sea la próxima serie acaparadora de Emmys, pero es que no lo pretende. 'BrainDead' es una serie muy sólida a la par que ligera, con buen guión, buenos actores y buena realización. El drama veraniego de CBS es todo un ejemplo de que la televisión nos puede dar grandes alegrías, series maravillosas y con las que uno disfruta como un enano.

En ¡Vaya Tele! | 'BrainDead' es la sátira política de ciencia ficción que siempre has deseado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos