Sigue a Vayatele

Boardwalk Empire

Una cadena como HBO, un productor ejecutivo de la talla de Martin Scorsese y unos actores de la talla de Steve Buscemi o Michael Pitt son los ingredientes que hicieron de ‘Boardwalk Empire‘ como el estreno más esperado de la temporada. Esta expectación (o hype como lo llaman en otros idiomas) es un arma de doble filo, ya que atrae a muchos espectadores para ver esa obra maestra, pero también atrae muchos ojos críticos capaces de comentar negativamente hasta el mínimo fallo que pueda haber en la producción.

Y quizás ‘Boardwalk Empire‘ ha tenido ese efecto de doble filo. Con la HBO por bandera me esperaba una gran producción a la altura de grandes éxitos como ‘Los Soprano‘ o la increíble ‘A dos metros bajo tierra‘. ¿Y qué me he encontrado? Pues una serie bastante normalilla y por debajo de la calidad a la que nos tiene acostumbrados HBO.

Boardwalk Empire‘ nos traslada a la época de la ley seca en los Estados Unidos (años 20), más concretamente a Atlantic City, una ciudad corrupta por Nucky Thompson, un mafioso de la época que se dedica a tratar bien a sus habitantes pero que traspasa la ley a cada paso que da. Alrededor de él nos encontramos los típicos personajes de la época, las mujeres voluptuosas que siempre están al lado de los poderosos, los gordos adinerados que solo quieren beber, fumar y disfrutar de esas mujeres, los policías corruptos y los intentos de gangster que se quedan por el camino.

La serie goza de una magnífica ambientación, tanto el vestuario, como la fotografía y la recreación de escenarios son increíbles. Ver cada capítulo en Alta Definición es una aventura para los ojos y te quedas maravillado con todos los detalles que puedes ver, trasladándote a los años 20 por unos pocos minutos. Y digo unos pocos minutos porque después de acostumbrarte al aspecto visual, te das cuenta de uno de los grandes defectos de la serie, es lenta como ella sola.

Y es que pese a tener una historia típica de gangsters, nos encontramos ante poca acción. En vez de ello, tenemos larguísimas conversaciones entre personajes que te dejan de llamar la atención a la tercera frase, ya que estos tienen poca carisma te cuesta horrores conectar con ellos. Cuando veo una serie, me gusta que produzca en mí sentimientos hacia los personajes, y ‘Boardwalk Empire’ lo único que me produjo es ganas de que pasase algo interesante que me hiciera conectar con los personajes, algo que aún no ha ocurrido.

Después de ver el último episodio pensé si no era el público objetivo de la serie, pero luego me di cuenta que ‘Los Soprano’, serie con la que comparte muchas cosas, me encantó, por lo que solo hay una conclusión: ‘Boardwalk Empire‘ solo nos puede ofrecer una magnífica ambientación, ya que el resto de la serie hace agua por todos los lados.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios