Sigue a

Awake

Cuando hace ya un año NBC presentó los proyectos para la temporada 2011/2012, nos llamó la atención ‘Awake‘. Una propuesta bastante arriesgada de la mano de Kyle Killen, guionista y creador cuyo talento pudimos catar a través de ‘Lone Star‘, su anterior proyecto. La serie prometía bastante y, por fin, hemos podido ver sus trece episodios durante esta primavera. Y la verdad es que la serie ha merecido mucho la pena.

Nos encontramos con la historia del Detective Michael Britten (Jason Isaacs), un detective de homicidios del LAPD que sufre un accidente de coche junto a su familia. Britten sobrevive al accidente solo para descubrir que uno de sus familiares ha fallecido, sin embargo el estado de shock es tan grande que pasa a experimentar dos realidades: uno en el que su esposa Hannah (Laura Allen) sobrevive y su hijo Rex (Dylan Minette) muere y otro en la que pasa al contrario.

Perdido entre estas dos realidades y conscientes de que algo falla Michael acudirá a sendos psicólogos (uno en cada realidad) para ver si le logran aclarar lo que está pasando. Aunque ambos coinciden que está en un estado de negación, cada uno afronta esta situación de un modo completamente diferente. Este es precisamente el punto mejor desarrollado de la serie, esta “batalla” entre los dos psicólogos mostrando claramente lo que piensan de todo lo que les cuenta Britten.

Así pues nos encontramos con una serie en la que exploraremos las dos realidades y elucubramos cual es la verdadera mientras vemos cómo se adapta Britten a esta situación y como llevan tanto Rex como Hannah sus respectivas pérdidas. ‘Awake‘ es un drama sobre el luto y el dolor: sus diferentes maneras de llevarlo y cómo puede afectar a la psique de una persona. Nos convertimos en un testigo más del deterioro mental del protagonista, excelsamente interpretado por Isaacs.

El gran pero de ‘Awake’ es su lado procedimental. Michael seguirá con su trabajo de policía, investigando casos que, de algún modo u otro, se relacionan con cosas que pasan en la otra realidad. Eso sí, estos casos son muy flojos, o por lo menos no logran captar la atención del espectador. Conviene recordar que el caracter procedimental de la serie es una condición impuesta desde la cadena, ya que sería difícil hacer algo tan seriado en una network. Y en este sentido creo que se han esforzado muy poco: casos bastante flojos y poco interesantes en general, lo cual ha jugado definitivamente en su contra, a pesar de que no es lo más importante de cada episodio.

‘Awake’ y su críptico final

Cuando nos encontramos con una serie que ya ha sido cancelada, pero cuya primera temporada podemos ver completa, siempre nos asalta la misma duda: ¿Habrá cerrado bien la trama? ¿Nos quedaremos sin saber la solución al enigma? Son cuestiones lógicas para el seriéfilo que no le gusta quedarse a medias. En este sentido me temo que nos encontramos con un final abierto, se cierra la trama de la temporada, resolviendo completamente el “accidente” mortal pero dejando cosas en el aire.

Awake psicologos

La razón de que ‘Awake’ no quede cerrada se debe a que se rodó íntegramente antes de empezar a emitirse. Algo que suele pasar cuando las series se dejan para midseason. Razón por la cual el final de ‘Awake’ se planteó como un final de temporada, sin aclararnos en absoluto qué pasaba con las realidades cálida (o roja) y fría (o verde). No solo no lo aclaraba sino que nos transportaba a un tercer espacio en el que están vivos tanto su mujer como su hijo (además recordemos que habíamos visto uno en el que ambos estaban muertos).

Ha sido tan críptico el final, con un viaje dentro de la mente de Britten, que no han sido pocas las entrevistas que ha concedido Kyle Killen al respecto (por ejemplo esta a Alan Sepinwall) en las cuales aclara que muchas de las cosas vistas en el final se iban a explorar en la segunda temporada. Además comenta que, mientras que toda la serie está sujeta a interpretaciones y teorías (y que de haber habido una temporada 2 seguramente usaran alguna de las interpretaciones de los fans), la única que rechaza de forma tajante es la de que todo ‘Awake’ fuera un mal sueño de Britten.

Esto quiere decir que efectivamente hubo un accidente y o bien su hijo o su mujer están muertos. ¿Cual de los dos? pues tampoco lo iban a aclarar, por lo menos, hasta el final de la serie. Pero para Killen la muerte de un hijo es un trauma mayor que el de una esposa, así que para él es Rex quien muere. Lo cual añadiría un matiz interesante al romance que hubiera tenido el detective con la entrenadora de tennis de Rex (trama que si bien se anunció en la sinopsis de la serie fue aplazada a la segunda temporada) sabiendo que es su esposa la que sobrevive.

Awake review

Y la verdad es que no podría importarme menos. Porque independientemente de qué realidad fuera la auténtica y cual el sueño, ‘Awake’ nos ha regalado trece episodios de gran calidad. Kyle Killen y su equipo de guionistas han logrado realizar una serie muy bien escrita, con muy buen reparto y una producción bastante cuidada cuyo visionado merece la pena.

En ¡Vaya Tele! | ‘Awake’, una apuesta arriesgada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios