Compartir
Publicidad
'Atlanta', la diferencia recompensa
Ficción internacional

'Atlanta', la diferencia recompensa

Publicidad

Cuando a principios de septiembre FX presentó el nuevo proyecto de Donald Glover, 'Atlanta', no me convenció. Y así lo expresé en un post en el que juzgué que el comienzo de la serie era desconcertante. Aunque se notaba el esfuerzo por ser una serie diferente y única, no terminaba de dar con las notas adecuadas. A pesar de ello, decidí continuar con ello... y ha sido una magnífica decisión.

En 'Atlanta' seguimos a Earn (Glover), un joven desempleado que dejó la universidad para perseguir una carrera como manager musical. De repente su primo, "Paper Boi" (Brian Tyree Henry), logra lanzar un pequeño éxito, lo que hace que Earn vuelva a tener aspiraciones en el mundo de la música.

La particularidad de la serie es que cada episodio es un mundo, y un mundo en el que Donald Glover y su equipo se disponen a experimentar con la comedia por encima de otorgar una trama "amigable" al espectador. De hecho ese choque entre el experimento y el "argumento" me causó cierto rechazo al principio. Pero había algo en ella que invitaba a seguir y lo siguientes episodios algo me decía que era cuestión de que cogiera confianza conmigo.

Aunque el protagonista sea Earn, gran parte del foco está sobre Paper Boi, con episodios como su enfrentamiento con un troll, un evento benéfico en el que se picará con "Justin Bieber" y una entrevista de televisión sobre los prejuicios en el mundo del hip hop. En 'Atlanta' se habla mucho de la apariencia, del humo y espejos; también de si somos unos "bienquedas" o sobre si nuestro comportamiento, otrora inocuo, puede ser ofensivo hoy en día.

Pero, principalmente, Atlanta trata del viaje hacia la realización personal y la madurez. La serie terminó su primera temporada de diez episodios con una entrega en la que Earn busca desesperadamente una cazadora, por su contenido más que por su continente. A través de este mero macguffin vemos encapsulado lo que son los protagonistas y lo que es la serie y cómo han evolucionado a lo largo de sus diez episodios.

'Atlanta' es una serie concebida para ser diferente, y eso se recompensa más a nivel de crítica que de público (aunque le ha ido muy bien). Una comedia de estas en las que, si por un lado se intenta innovar en el planteamiento, prima la sencillez en la ejecución del guión y del gag. 'Atlanta' tiene momentos de brillantez que lucen demasiado como para enfadarse con ella. Es una serie que no es para todo el mundo, y de hecho hay que tener paciencia con ella. Pero recompensa.

En ¡Vaya Tele! | Atlanta juega al despiste

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos