Compartir
Publicidad
'Atlanta' es una propuesta diferente que juega al despiste
Ficción internacional

'Atlanta' es una propuesta diferente que juega al despiste

Publicidad
Publicidad

Tenía bastantes ganas de ver el estreno de 'Atlanta', la nueva dramedia de FX creada y protagonizada por Donald Glover ('Community'). La razón era sencilla: Glover es uno de esos actores/cómicos que hay que tener siempre en el radar, por lo que cuando hay nuevo proyecto simplemente hay que darle una oportunidad. Que luego me convenza o no ya es otra cuestión.

Aviso: En esta entrada hablaremos de los dos primeros episodios de 'Atlanta'

Así que el pasado martes FX estrenó 'Atlanta', serie de diez episodios que sigue la vida de Earn Marks (Glover), un joven que intenta sobrevivir después de su propio fracaso como manager musical. Trabajando de comercial de telefonía móvil Earn descubre que su primo (Brian Tyree Henry) lo está "petando" con un mega-hit, "Paper boy". Ni corto ni perezoso, Earn sale al reencuentro de su primo, intentando relanzar su carrera en el mundo de la música.

El episodio piloto de 'Atlanta' es, como poco, extraño. Vamos conociendo a los personajes, el triángulo Earn/Alfred/Darius en un entorno urbano en el que se mezcla la realidad con cosas extrañas (la conversación en el autobus, por ejemplo), metiendo a la serie en lo que podríamos considerar el espectro del realismo mágico donde se van exponiendo de forma poco ortodoxa diversos temas.

Atlanta 02

La serie juega sin desvelarnos sus cartas. De hecho en el segundo episodio, con todo un desfile de personajes esperando salir de los calabozos de comisaría con Earn siendo testigo anonadado de las idas y venidas de los detenidos y guardias, 'Atlanta' no sitúa al espectador en ningún momento ni da pistas sobre qué es lo que podremos encontrarnos semana a semana.

'Atlanta', al menos de momento, no es para mí. Con esto no digo que la serie esté mal, sino que a mí sus dos primeros episodios no me han convencido... y creo que es una cuestión de narración y diálogo, de tiempos y de la poca convencionalidad de esta apuesta. Donald Glover está realizando una propuesta diferente, experimentando a través del guion con su visión, entre otras cosas, sobre la música y lo que implica ser negro en una ciudad como Atlanta (bastante obvio en muchos casos).

Aun sin terminarme de gustar, 'Atlanta' tiene escenas bien logradas y, de hecho, el segundo episodio me parece bastante mejor que el piloto. Sin embargo, la sensación de que la serie no termina de acomodarse en un estilo para reclamar una identidad sólida juega en su contra. A ver cómo evoluciona.

En ¡Vaya Tele! | Tráiler de 'Atlanta'

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos