'American Horror Story: Asylum', diferente escenario, misma esencia

Sigue a Vayatele

American Horror Story: Asylum

Por fin. Después de la emisión de más teasers de los que cualquier fan puede soportar, la nueva temporada de ‘American Horror Story’ o, lo que es lo mismo, ‘American Horror Story: Asylum’ ha visto la luz en el canal FX, cumpliendo a rajatabla la máxima que nos anunciaron y que decía que lo que íbamos a presenciar este curso no tenía nada que ver con lo visto en el pasado. Lo único que se repite en la ficción es mantener a Jessica Lange como timón de un barco que ha zarpado remodelado pero dispuesto a navegar por las mismas aguas que ya han sido surcadas con anterioridad.

Y, aunque solo hemos visto el piloto de la nueva temporada de ‘American Horror Story‘, podemos decir que lo presentado hasta ahora es un cúmulo de aciertos que nos invita a adentrarnos en una serie que ha sabido crear un universo completamente nuevo, manteniendo el espíritu de la historia que nos presentaron en su anterior temporada. Al menos se mantienen dos de las principales premisas que suelen ir de la mano en la ficción: las numerosas preguntas que se abren con el inicio de esta nueva historia y la intencionada confusión que muchas de sus escenas producen en el espectador.

Esa confusión fue muy característica a lo largo de la primera temporada. Escenas entrecortadas y momentos para los que era necesario volver a ver el capítulo si queríamos llegar a entenderlo en su totalidad. A veces, aún así costaba, y con la llegada de ‘American Horror Story: Asylum’ parece que se quiere continuar por ese camino, apostando por un terror psicológico que se va transformando hasta llegar a lo gore. Me parece una buena decisión, ya que ese fue uno de los aspectos que consiguieron hacer singular a la serie y por el que se distanciaba de todas las demás.

Centrados en la nueva historia, hay que señalar el buenhacer que se ha mantenido para que ninguno de los personajes que repite en la serie (al menos los que se han visto hasta ahora) recuerde al que interpretaba en la temporada anterior. Unos actores entre los que destaca, cómo no, Jessica Lange. Si la actriz ya brillaba cuando no era la protagonista absoluta de la historia, el nuevo personaje de Jessica Lange, una monja de armas tomar que se debate entre la rectitud de su institución y un incipiente deseo sexual, desborda pasión en una historia hecha a su medida.

Tendremos que observar cómo evoluciona la ficción en los siguientes capítulos, a través de una historia que de nuevo encuentra divisiones en su tiempo, aunque esta vez la trama principal está centrada en el pasado y se dan varios flashforwards a lo largo del capítulo sobre lo que ocurre en el presente. De esta elección, me ha dejado intrigado el callejón sin salida en el que se ha metido esa pareja de enamorados en el manicomio abandonado y lo que Bloody Face tiene preparado para ellos.

Para quienes aún no lo sepan, Bloody Face aparecerá esta temporada representando la figura que era el hombre de látex durante la primera etapa de la serie. Hay que reconocer que, si se trata de dar miedo, el personaje que han elegido para esta ocasión es mucho más terrorífico que el anterior. Lo podemos valorar como un intento de no conformarse con igualar el nivel establecido, sino como un deseo de perfeccionar los elementos que ya nos cautivaron anteriormente. Si es así, lo que está por venir se aventura como una serie extramadamente deliciosa, aunque aún faltan unos cuantos episodios para que podamos alabar definitivamente el atrevimiento que supone la remodelación dada en la nueva ‘American Horror Story’.

En ¡Vaya tele! | ‘American Horror Story: Asylum’ nos transporta al manicomio en el trailer de su segunda temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios