Sigue a Vayatele

Alcatraz

Tenemos nueva serie y JJ Abrams está detrás de ella. Sorpresa, el tren de la expectación comienza a andar y las preguntas y discusiones comienzan a aparecer. ¿Se parecerá a ‘Lost’? Ah, pero es que ¿JJ Abrams hizo algo en ‘Lost’? ¿Nos timará con su final? ¿Fue él el que, supuestamente, nos timó? JJ Abrams es especialista en esto, crear expectación alrededor de algo y luego dedicarse a otras ocupaciones como sacar grandes series como ‘Undercovers’ o películas poco predecibles como ‘Cloverfield’ (nótese la ironía por favor).

Con ‘Alcatraz‘ ha pasado todo eso y más. La FOX anunció a bombo y platillo que tenía una nueva serie del Señor Abrams y que, encima, su argumento giraba en torno a un gran misterio con la cárcel de Alcatraz como escenario principal. Nos quisieron vender unas supuestas similitudes con ‘Lost’ para que viéramos la serie. Aceptamos la estrategia como válida, pero todo hay que decirlo, la serie no tiene nada que ver con ‘Lost’. Y esto no es algo negativo, ni mucho menos.

Un procedimental de libro

En el ámbito seriéfilo llamamos a una producción procedimental cuando sus episodios siguen un patrón semana a semana guardando algo de relación entre ellos, ya sea los protagonistas, los casos el argumento principal (en nuestro diccionario teléfilo lo explicamos a fondo). ‘Alcatrazes un procedimental de cabo a rabo. Tenemos unos presos desaparecidos que van mostrándose semana tras semana, con su historia detrás y con su resolución al final del episodio gracias a la pareja protagonista.

Si cogiéramos un episodio de, por ejemplo, ‘Castle’ y lo comparáramos con uno de ‘Alcatraz’ no encontraríamos grandes diferencias en el fondo, excepto una. La serie de la FOX utiliza un recurso narrativo que a mí, personalmente, me encanta como queda en la historia general: cuenta el pasado de los presos. Enseñándonos así sus motivaciones, su vida interior y cómo vivían en la cárcel subyugados por un personal corrupto.

Alcatraz, episodio 4

Esta muestra de la vida en la cárcel provoca en nosotros dos cosas, por un lado nos hace olvidarnos, por un momento, que estamos ante una serie de casos y lo importante en el episodio es “cazar al malo”. Y por el otro, nos da una visión de la vida en la cárcel excepcional, con escenas de gran nivel como la conversación entre el Alcaide y el preso del segundo episodio, que a mí me pareció de un nivel al que pocas series de FOX nos tiene acostumbrados.

Una pareja protagonista aceptable

Aunque tenemos un tercero en discordia, la serie gira alrededor de una pareja protagonista, la formada por Sarah Jones (Rebecca Madsen) y Jorge García (Dr. Diego “Doc”). Si tuviéramos que ponerles nota a los dos, lo más a lo que podrían aspirar es a un aprobado justito, y es que aunque Sarah Jones no lo hace del todo mal en su primer papel protagonista en la televisión, su combinación con Jorge Garcia no es todo lo correcta que podríamos esperar.

Ella es decidida, directa y con un lado algo dulce que la convierten en una detective algo fuera de lo normal. Él es inocente, ingenuo y algo miedica, y aunque supuestamente supera en inteligencia al personaje de Sarah, en las escenas en las que debería lucirse, no lo hace con la intensidad adecuada. A partir del cuarto episodio se intuye una pequeña química entre ellos, pero aún así no terminan de convencer del todo.

El misterio… es lo de menos

La serie nos atrae con un misterio: todos los reclusos que estaban en los años sesenta en la cárcel desaparecieron de ella sin dejar rastro, para comenzar a aparecer con cuentagotas en la actualidad sin motivo aparente. Este misterio, que a mí me recuerda mucho a ‘The 4400’, se presenta como una premisa interesante, pero lo cierto es que a medida que la serie va avanzando el misterio nos deja de importar .

Y es que aunque todo sigue ahí gracias a las llaves que van apareciendo, la “nueva Alcatraz” y al equipo paralelo del, supuesto, FBI, la serie se disfruta más semana a semana con los diferentes casos. Sobre todo, con los viajes al pasado donde se nos muestra la vida en la cárcel y la relación que tiene los hechos que ocurrieron allí con lo que pasa luego en la actualidad.

En definitiva, ‘Alcatraz’ es una serie por encima de la media. Tiene algunos puntos que pulir como la relación entre los protagonistas y no caer en la rutina con los diferentes presos, pero lo cierto es que es una serie que se ve muy bien. Yo mismo me he sorprendido esperando que comience la semana para poder ver un nuevo episodio de la serie, algo que no me ocurría desde hace tiempo. Así que si queréis ver una serie procedimental bien hecha, dejad de lado la idea de que JJ Abrams está detrás y echadle un vistazo, porque merece la pena (y se podrá ver en laSexta próximamente).

En ¡Vaya Tele! | ‘Alcatraz’, un piloto intrigante pero no brillante

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios