Síguenos

Touch of Cloth

El género de la parodia siempre es complicado, exige ser algo muy pulido con mecanismos engrasados o nos encontraremos con un cúmulo de tonterías algo forzadas ante las que no sabes si reir o llorar. La semana pasada pudimos ver la primera entrega de ‘A touch of Cloth‘ una “trilogía” de miniseries de dos episodios creada por Charlie Brooker (’Black Mirror‘, ‘Dead Set’) y Daniel Maier, colaborador habitual de Brooker.

En ‘A touch of Cloth’ nos encontramos con una comedia que parodia al género policíaco. Jack Cloth (John Hannah, a quien podemos ver esta quinta temporada de ‘Damages’) es el típico policía brillante al que una tragedia le ha hecho tomarse un buen descanso. Al comienzo de la serie veremos cómo la agente Anne Oldman (Suranne Jones) le intenta sacar de su retiro con un caso de asesinato que les llevará por senderos inusuales a la par que divertidos.

La serie tiene sus virtudes, algo ensombrecidas por sus defectos. En primer lugar el caso es interesante (teniendo en cuenta a lo que nos enfrentamos) y posee varios giros fascinantes. El reparto está bien pensado, con todos los actores solventando con nota el guión de Brooker y Maier. Sin embargo todo esto se diluye por culpa de la forma, del estilo de la serie.

Una parodia fallida

‘A Touch of Cloth’ tiene un gran problema: no es original. Ya hablamos de este tema cuando comentamos ‘Bullet in the face‘ y cómo es difícil hacer una buena parodia (o simplemente comedia) policial. Pero no solo no es original, sino que al usar un humor tan manido y visto, con fórmulas sacadas directamente de las películas de Zucker y Abrahams (‘Agárralo como puedas’) y otras grandes obras del género, se queda incluso anticuado.

Quiero decir, si imitas a los clásicos hazlo bien. Al igual que en ‘Agárralo como puedas’, buena parte de los gags de ‘A touch of Cloth’ se basan en juegos de palabras, incluyendo tomar algunas expresiones de manera literal. Algo lógico debido al género en el que estamos y las fuentes de las que bebe. El problema viene cuando a lo largo de los más de cuarenta minutos de cada episodio uno percibe que todo está muy forzado y se alargan y repiten demasiado los chistes (lo de “Old man?” “No, Oldman” lo dicen hasta hartarse).

A touch of Cloth

Estos gags, que funcionan muy bien en la gran ‘NTSF:SD:SUV‘, aquí se notan puestos “a lo bruto”, sin que terminen de encajar bien. Lo cual es una pena porque por lo demás ‘A Touch of Cloth’ es una serie que podría dar mucho más de sí. Prometiendo ser una comedia policíaca a tener en cuenta se queda en algo muy del montón que poco aporta al espectador más curtido, dando la sensación de estar viendo un refrito de muchas películas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios