'30 Rock', de nuevo en directo, de nuevo una genialidad

Sigue a

30 rock live

30 Rock‘ está más que nunca al borde de la cancelación, y el segundo capítulo en directo de su historia en temporadas consecutivas no es más que una llamada de socorro a la audiencia. Quizá el primero se hizo con el objetivo de mejorar, de aportar aún más originalidad a una de las comedias que mejor ha envejecido en la tele, pero este segundo tenía un objetivo claro: que se hable de ella. Y lo han conseguido, con uno de los episodios más divertidos y míticos de toda su historia.

El segundo capítulo en directo de ‘30 Rock‘ tiene los mismos argumentos a favor y en contra que la última vez, aunque no se puede negar que han aprendido de la experiencia. De nuevo se hicieron dos versiones diferentes en la misma noche, uno para la costa este y otra para la costa oeste, con diferencias aún más acusadas que la última vez. Volvieron antiguas estrellas invitadas, se añadieron otras de alto standing sin venir mucho a cuento y, sobre todo, hicieron el mejor homenaje posible a la televisión. Riéndose de ella, claro está.

La eliminación del directo en ‘TGS with Tracy Jordan’ fue la excusa perfecta para hacer un repaso a la tele de los 50, 60 y 70, sus particularidades y sus prejuicios, donde no faltaban el machismo y el racismo. Incluyó una parodia del ‘Huntley-Brinkley Report‘ (mítico programa de noticias de la NBC en los 60) con Alec Baldwin y Jon Hamm en la costa este, cambiando a Hamm por Brian Williams (presentador actual en NBC de un programa equivalente) en la versión del Pacífico; también un sketch sobre una hipotética serie protagonizada por un negro y un blanco (lo máximo que podía soportar la sociedad en aquel momento, según Kenneth) al estilo ‘Amos ‘n’ Andy‘, y una divertidísima parodia de la sitcom ‘The Honeymooners’, no emitida en España, que satirizaba las relaciones de pareja y que cuenta con una de las frases más famosas de la televisión:

“One of these days, Alice, one of these days. Pow! Right in the kisser! Bang! Zoom! To the moon, Alice, to the moon!

La escena ya fue versionada en su momento por ‘Family Guy’ (traducida aquí como “Zas, en toda la boca“, que ya forma parte del vocabulario de muchos), y en su versión ’30 Rock’, tampoco se quedó corta:

One of these days, Doris, I’m going to take a shotgun and… Blam! Blow your face off (Uno de estos días, Doris, voy a coger una escopeta y.. ¡PAM! Reventarte la cara).

Tina Fey

Todo ello acompañado de toda una ristra de parodias sobre los psicodélicos programas de los 70, en las que tanto los actores de siempre como los invitados hicieron las delicias de todos los que estábamos al otro lado de la pantalla. Esta vez no contaban con Julia Louis-Dreyfus para hacer de alter ego de Liz, pero lo suplieron con la única actriz que podría mejorarlo, una Amy Poehler que ni siquiera se colocó una peluca morena para disimular. Y otro gran acierto el de poner a Jimmy Fallon como versión joven de Jack Donaghy.

No fallaron clásicos como el Dr. Spaceman, y la lista de cameos llegó al éxtasis con Paul McCartney y Kim Kardashian; metidos con calzador, sí, pero no por ello menos divertido. También hubo fallos, claro está, desde el equipo técnico apareciendo de fondo en algunas escenas hasta el lío de los actores con algunas de sus frases. Cosas del directo, que diríamos. No sería capaz de acostumbrarme al ensordecedor grito y los aplausos del público con cada chiste ni a los temblorosos movimientos de cámara, pero uno al año no hace daño, y si ’30 Rock’ se queda con nosotros algún tiempo más ojalá lo tomen como norma cada temporada.

En ¡Vaya Tele! | ‘30 Rock’ hará otro capítulo en directo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios