Sigue a Vayatele

super bowl amy poehler

Anoche se celebró en Nueva Orleans la XLVII edición de la Super Bowl en la que los Baltimore Ravens se impusieron a los San Francisco 49ers en una noche algo accidentada, con apagón y retraso incluidos. Pero eso no impidió que, un año más, las marcas aprovechasen el evento televisivo más importante en Estados Unidos para desembolsar cantidades ingentes de dinero y hacerse con unos valiosos segundos en los cortes publicitarios de los descansos del partido.

Como es habitual, los anunciantes han tratado de llamar la atención en una guerra de creatividad publicitaria que, de nuevo ha dejado bastante que desear cuando se mira el cómputo general de casi 60 anuncios entre spots, trailers y autopromociones. Los cómicos ya no hacen tanta gracia, los absurdos lo son demasiado y no se acaba de aprovechar el starpower de las estrellas que participan en algunos de ellos.

M&M’s – Love Ballad

El M&M rojo nos canta en este anuncio su historia de amor con Naya Rivera, que os sonará por interpretar a Santana en ‘Glee‘. Todo parece de color de rosa hasta que el amor por el chocolate se vuelve un obstáculo entre los dos.


Best Buy – Asking Amy

Amy Poehler presta su encanto en el nuevo anuncio de Best Buy, unos grandes almacenes de electrónica, imagen y sonido que recorre sin descanso haciendo preguntas de todo tipo.. ¿¡Dónde está la nube!?. Una manera muy divertida de resaltar la atención al cliente de la marca.


Jeep – Whole Again

Chrysler vuelve a apelar al lado más patriótico de los americanos. El año pasado fue un mensaje de unión con la voz de Clint Eastwood. Este año, con la fabulosa música del intro de ‘The Pacific’ de Hans Zimmer, quiere honrar a sus soldados, sus héroes. Este ha sido uno de los más destacados a otro lado del atlántico, que además llega con la muerte de Chris Kyle muy reciente.


Oreo – Whisper Fight

Una aparentemente pacífica discusión en una biblioteca por qué parte de las Oreo está más buena, la crema o la galleta, se vuelve en una batalla campal de susurros. Una idea divertida bien desarrollada y cuya idea de los susurros funciona hasta el final. Es sorprendente la capacidad que tienen otros anuncios cómicos de no aguantar ni diez segundos del raquítico medio minuto que suelen tener.


Budweiser – Brotherwood

Cuando las marcas encuentran una línea con la que se sienten cómodos y saben que les funciona, siguen con ella. Budweiser vuelve a buscar esa línea más sentimental, más de emocionar con una pequeña historia, en este caso entre un caballo y su dueño.


Doritos – Goat 4 Sale

En la línea de relaciones imposibles y locas que empiezan bien pero acaban no tan bien, encontramos el nuevo anuncio de Doritos, muy dados a buscar su lado más cachondo en los anuncios de la Super Bowl. Tuvieron dos y aunque el de los padres vestidos de princesas es demasiado retrógrado para la época en la que estamos, lo compensaron con su cabra adicta.


Taco Bell – Viva Young

Taco Bell está a un paso de cruzar la línea varias veces en este anuncio, pero consigue mantener el tipo gracias a un planteamiento muy entrañable con estos juerguistas en la tercera edad. Ese español extraño mezclado en el anuncio no se entiende la mitad de las veces y no acabo de encontrar el sentido comercial, pero como pequeña historieta, es encantadora.


Tide – Miracle Stain

Tide decide reírse un poco de ese fanatismo exacerbado de algunos aficionados del deporte con este spot que gira en torno a la mancha milagrosa de Joe Montana, un mítico exjugador de fútbol americano.


Samsung – The Next Big Thing

En el anuncio con más caras reconocibles tenemos a Seth Rogen y Paul Rudd discutiendo por ser la imagen de marca de Samsung (¿O es que te ha llamado Sam Sung?) hasta que acaban presentando ideas locas a Bob Odenkirk, que les deja a un lado en cuanto LeBron James aparece en el juego. Muy divertidos Rudd y Rogen con sus piques.


Y lo peor… Go-Daddy

Mira que este año ha habido anuncios aburridos, desafortunados o simplemente nada memorables, pero el Perfect Match de Go-Daddy, marca muy dada al absurdo, fue de lo más incómodo y poco acertado de la noche.

Podéis ver el resto de anuncios en este enlace y comentarnos si nos hemos dejado alguno de vuestros favoritos o hay otro peor que el morreo de Go-Daddy. Mientras, nosotros estamos a la espera de saber la audiencia de este evento tan importante y cómo ha afectado el retraso a los datos de ‘Elementary‘, que ha sido la afortunada (o no) en hacerse con el codiciado hueco tras la emisión del partido.

En ¡Vaya Tele! | Más sobre la Super Bowl y los anuncios de otros años

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios