Síguenos

Man on wire

Man on wire‘ es el último documental que he visto para intentar equilibrar la decepción que me llevé con ‘Mansome‘. En este sabía que iba a lo seguro. Un documental con nueve premios, entre ellos el Oscar al mejor documental en 2008, el BAFTA al mejor film británico y el premio del jurado al mejor documental internacional y del público en Sundance 2008.

La sensación con la que empiezas viendo ‘Man on wire’, sobre todo si no conoces la historia que relata, es una tanto incierta. A medida que va avanzando la historia te va cautivando y la última media hora es prácticamente de lágrima. El documental merece la pena ser visto y el momento idóneo para ello es si te apetece algo tranquilo, relajado y lleno de emociones internas fuertes. Te recomiendo verlo por la noche.

La historia del crímen artístico del Siglo XX


Man on wire

‘Man on wire’ relata la historia de Philippe Petit. Un funambulista francés que recorrió las Torres Gemelas en un cable desde la azotea de la torre norte a la sur un 7 de agosto de 1974 de forma ilegal y por lo cual fue arrestado posteriormente. Philippe soñó con realizar esto desde que era adolescente con 18 años al ver la construcción de las Torres un día en una revista mientras esperaba su turno para el dentista. Este es el punto de partida de una apasionante historia contada por la vocación y los límites de una pasión humana que parece no tener fronteras. A los 24 consiguió realizar su sueño.

El documental está basado en un propio libro escrito por Petit llamado ‘To Reach the Clouds‘ y recientemente renombrado a ‘Man on wire’, el argumento que figuró en la ficha policial de su detención. Durante unos 45 minutos y a 411 metros de altura sin ningún tipo de sujección o seguridad, Petit realizó ocho recorridos, se tumbó y se arrodilló sobre el cable saludando a una multitud que no daba crédito de lo que estaba viendo. El montaje de esta parte en el documental es absolutamente espectacular: una lección de calidad y precisa medición de tiempos, mezclada con unos ligerísimos murmullos y ambientes que hacen sentir casi el vértigo de ese cable en el que colgaba un señor vestido de negro realizando lo que más tarde se definió como el crimen artístico del siglo.

La cinta está estructurada en forma de documental longitudinal, relatando la vida y los progresos de Philippe durante los años y aquellos que lo rodeaban hasta alcanzar su sueño. Cautiva, sobrecoge y resulta poético escuchar esta historia que sólo el hecho de estar relatada por franceses nos hubiese cautivado a cualquier bohemio. Nueve merecidos premios documentales y alguna que otra nominación procedentes de las instituciones más prestigiosas del mundo avalan su valía.

Una realización magistral sin por qués


Man on wire

Una historia de atrocidad relatada de una forma mágica. El documental está narrado en base a entrevistas de las personas que rodearon a Philippe durante su hazaña y buena parte de su vida hasta el momento de su paseo por las Torres Gemelas. Un tono muy profundo y personal hace que el documental te resulte impactante, no por la historia en sí, sino por la cercanía y sentimiento con la que es relatado todo hecho, principalmente cuando Philippe Petit toma la palabra. Estas entrevistas son uno de los dos dos cores del documental.

El otro core es el montaje del archivo de imágenes de la hazaña de Petit. Era 1974 y el vídeo escaseaba. Sin embargo el momento quedó bien reflejado en fotografías. Unas imágenes impresionantes que James Marsh, el director del documental, funde con una música clave (Michael Nyman, J. Ralph), creando una atmósfera única y muy personal que hace que te cautive por completo esta historia de locura y pasión relatada en una hora y media, que no busca contestar ningún por qué.

Una frase que se me quedó grabada en la mente después de ver el documental es la del propio Petit, afirmando desde el primer momento que parecía que las Torres Gemelas “fueron construidas para que él caminara entre ellas, no para nada más”. Sobre todo conociendo lo que ocurrió a la entrada del Siglo sucesor al de su hazaña.

En ¡Vaya Tele! | Documentales
En ¡Vaya Tele! | ‘¿Cuánto pesa su edificio, señor Foster?’, comprendiendo y disfrutando la arquitectura moderna

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios