Sigue a Vayatele

magicjohnson


Los aficionados al baloncesto, y a la NBA en particular, probablemente todavía recuerden la noche del 8 de noviembre de 1991. Magic Johnson, la gran estrella de Los Ángeles Lakers, cinco veces campeón de la NBA y tres veces MVP, anunciaba públicamente que era VIH positivo, o lo que es lo mismo; que había contraído el virus del sida y, por tanto, se retiraba inmediatamdente del baloncesto. El deporte profesional estadounidense sufría un enorme mazazo no sólo porque se retiraba una de sus personalidades más queridas y reconocidas por el gran público, sino porque el sida se veía entonces como una enfermedad prácticamente de gueto, que sólo afectaba a drogadictos y homosexuales, y una sentencia segura de muerte.

En esa rueda de prensa, dada en el Forum de Inglewood, comienza ‘Magic Johnson da la cara‘ (‘The Announcement’), un documental que ESPN produjo el año pasado para el 20º aniversario de aquel día, y que Canal+ estrena en España mañana a medianoche. El propio Magic rememora aquello, y su carrera hasta aquel momento, en una entrevista que va sirviendo como narración de toda la historia, desde su fulgurante llegada a la NBA, su gran éxito en los Lakers y su relación con la que ahora es su mujer, Cookie, que estaba embarazada cuando el jugador anunció su diagnóstico. Por supuesto, se habla del regreso de Magic a las canchas para el ‘All-Star’ de la NBA de 1992 y para los Juegos Olímpicos de Barcelona, pero lo más interesante es ver cómo Magic ayudó a cambiar poco a poco la percepción que existía sobre el sida.

El lado humano

Uno de los momentos más emotivos del documental es la participación de Magic, poco después de anunciar su retirada, en un programa infantil en el que una niña de 7 años, llamada Hydeia Broadbent y que contrajo el sida aún en el útero de su madre, que era drogadicta, se echa a llorar al señalar que lo que le gustaría es que el resto de la gente se diera cuenta de que ellos son personas normales. Magic empezó a partir de ahí a participar de modo más decidido en campañas de concienciación y de prevención de la enfermedad, algo que todavía hace en la actualidad. Veinte años más tarde, él no ha desarrollado el sida y cree que los jóvenes se han relajado frente a esa enfermedad, por lo que señala que es necesario continuar con esa labor informativa y de concienciación.

Lo interesante de este ‘Magic Johnson da la cara’ es su exploración de lo que significó el anuncio del jugador no sólo para el mundo del deporte profesional, sino para toda la sociedad (Magic siempre fue muy abierto al explicar que había contraído el virus por mantener relaciones sexuales no seguras con otras mujeres). Se recogen declaraciones de su esposa, de sus amigos y compañeros en los Lakers de la época (incluido su ex entrenador, Pat Riley, que en 1991 estaba en los Knicks), y destaca bastante entre ellas la de Larry Bird, que explica claramente que todo el mundo pensó enseguida que Magic iba a morir. El documental humaniza al icono deportivo (que vivió el rechazo de otros jugadores a que jugara contra ellos) y ayuda a ponerle cara a la lucha contra el sida de un modo interesante y entretenido, como no podía ser de otra forma si Magic está involucrado.

En ¡Vaya Tele! | ‘Hermanos y enemigos’, la difícil relación entre Divac y Petrovic

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios