Síguenos

cuatro2.jpg

Buena la que se ha armado con la publicidad insertada en un episodio de ‘Mentes Criminales‘ en la emisión de Cuatro. Concretamente en el S07E04 en el que en un plano de una secuencia, la cadena ha insertado un MUPI en el que se puede apreciar una publicidad de una marca de ópticos. En poco tiempo, muchos espectadores se han volcado a la red para protestar por la “publicidad subliminal” que había realizado la cadena. Publicidad subliminal es aquella que es impactada por debajo del umbral de percepción de nuestra consciencia.

Hemos visto tachar la acción de ilegal e incluso de ir en contra del copyright. No disponemos de los contratos de explotación pertinentes para ver si en las cláusulas pactadas, esta práctica está permitida o no. Pero partiendo del sentido común y el razonamiento de lo que Cuatro ha realizado, dudo mucho que no sea una práctica permitida. No se trata de una mala praxis de Mediaset, no se trata de subliminalidad… es un placement publicitario más.

La problemática: anuncios que aparecen por arte de magia


vo.jpg

Todo surge cuándo un telespectador reconoce la publicidad de una marca de ópticos que no está sobre la serie original y le resulta un tanto… extraño. Enseguida se suceden multitud de reacciones que tachan el hecho cómo “publicidad subliminal” y la noticia se da a conocer. La acción de Cuatro es un product placement más cómo otro cualquiera y que podría ser secuela de una moda estadounidense de la que Kyra nos hablo hace unos meses.

Insertar publicidad integrada en la escena en una emisión convencional, siempre y cuando se haga de una forma limpia y cumpliendo la normativa establecida según proceda el caso, no debería generar un malestar especial, en líneas generales. En este caso hablamos de un MUPI en una calle, no hay una modificación integral del plano, ni de la historia, ni de la secuencia relatada originalmente. Es únicamente un inserto real que ayuda a rentabilizar la emisión de la serie en abierto. Pero…

Personalmente no ví la emisión en directo, y quizás lo único que se pueda achacar a Cuatro sea el hecho de haber marcado el “EP: Emplazamiento Publicitario” con un rótulo al inicio y final de la emisión, así cómo en cada ida y vuelta de bloque publicitario tal y cómo dictamina la Ley Audiovisual (desconozco si esto último sucedió así). Otro tema es, cómo acertadamente nos comentaba @manganxet, que el inserto por sus características comerciales y publicitarias, nos resulte ilógico y nos descuadre culturalmente de la trama. Por ejemplo, una publicidad de Mercadona en ‘Fringe’, algo que carecería de sentido y sí que nos despistaría mentalmente de la trama al chocarnos socialmente, en un ejercicio de primar la rentabilidad sobre el contenido sin pararse a pensar un momento en este detalle estilístico.

Product placement: ¿bueno o malo? ¿Racional o ilógico?

No creo que los insertos de leche o mantequilla en ‘Médico de Familia’ cómo placement debieran morir ahí. El product placement cómo técnica surge precisamente de la necesidad de buscar una publicidad más efectiva que el eterno bloque de anuncios al que acabamos inmunizados y pierde un alarmante porcentaje de efectividad, pero sobre todo, surge para descongestionar esta saturación publicitaria a la que somos sometidos con los bloques de spots. El sector publicitario está en una constante búsqueda de formatos y aplicado a televisión, creo que el placement es una de las mejores soluciones que existen a la hora de rentabilizar un producto audiovisual en emisión en abierto.

Otro gran frente abierto en este dilema es el el copyright. Al parecer, muchos espectadores se preguntan si es legal modificar de esta forma un producto ya terminado. Cómo hemos comentado, sería una locura que Cuatro realice todas estas modificaciones sin estar pactadas, escrupulosas cláusulas mediante. Muchas veces en televisión sale más rentable la multa que cumplir la ley, eso es cierto, pero no creo que estemos ante un caso así.

En definitiva, queda cómo un tema polémico con tres visiones posibles: la de no tocar el producto una vez terminado; la visión en la que no importa insertar un placement publicitario siempre que sea lógico y cuadre cultural y socialmente con la trama en emisión; y la visión económica y poco respetuosa al insertar el placement sin importar el impacto visual que pueda crear la lógica del anuncio en el escenario. ¿Tú de qué lado estás?

En ¡Vaya Tele! | ¿Cual es el límite del product placement?
En ¡Vaya Tele! | Insertar publicidad de productos actuales en viejas reposiciones, la nueva moda en Estados Unidos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios