Sigue a

Es lo que tiene vivir de la publicidad y tratar de aprovechar el pico de audiencia para meternos de rondón unos anuncios, rompiendo la alegría de la afición y de un público que estaba deseoso de ver las escenas de los abrazos de los jugadores celebrando el triunfo y su reacción espontánea ante la clasificación. Vamos, una imagen cómo la de la fotografía que encabeza esta entrada.

El realizador de turno no se dio cuenta que la noticia es el directo, y que eso hay que aprovecharlo. En la década de los 90, Fellini montó en cólera cuando vio que una secuencia de una de sus películas en un pase por televisión, era mutilida justo a mitad de la misma, y cuando el crescendo de tensión de la misma requería de la máxima atención. Tal fue su cabreo que se movilizó para conseguir que las cadenas respetaran a la audiencia limitando el número de cortes publicitarios.

Pues ayer al final de la tanda de penaltis, y justo cuando Cesc marcó el suyo, comprendí lo que sintió Fellini.

¿Es posible jugar así con la audiencia? ¿Qué podemos hacer al respecto? Lo único quejarnos, e intentar que no suceda de nuevo. A Cuatro le están dando duro, desde la opinión de la afición (blogs televisivos), y lo mejor (o peor) de todo, según se mire, es que ya hubo alguien que aventuró lo que iba suceder, paso a paso.

Por todo, la indignación es comprensible, tanta como lo que hizo el viernes telecinco con la serie de Bea. Las cadenas piden, y luego no tienen respeto. Y no hablamos de los comentaristas, escuchar a Alfredo Relaño soltar un “alegro ma non troppo” para explicar algo que ni el mismo sabía, o a Camacho responder a Manu Carreño, la pregunta de éste sobre que sentían los jugadores al llegar al estadio, con un “pues eso es lo que sienten los jugadores, que saben que están llegando al estadio”, es impagable. Si alguien se detiene a anotar los comentarios de ambos, haría una entrada grandiosa en cuanto a su comicidad, como las menciones a Colón como la plaza roja (¿?), o la doble pantalla con el partido en juego… Pero claro, eso es difícil cuando la selección te tiene tan tensionado, que te mutilan el momento de mayor alegría.

Señores de Cuatro, un cero a su conducta.

Vía | Notas de Fútbol
Más información | Chica de la tele y Online.es

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios