Síguenos

Tu cara me suena

Octubre llegó ayer a nuestras vidas y con él poco a poco también lo harán todos los programas que aún están pendientes de estreno para cubrir la programación de la presente temporada. Uno de ellos, de los más esperados, era el despegue de la segunda temporada de ‘Tu cara me suena’, uno de los programas revelaciones del curso pasado que tiene el difícil reto de cubrir las expectativas que había dejado tras el final de su primera edición. Con una puesta en escena tan básica como innovadora, ‘Tu cara me suena’ se ha ganado un buen número de incondicionales que esperan de esta nueva edición otra dosis de imitaciones y, sobre todo, sentido del humor.

Aunque la calidad de las imitaciones no queden garantizadas después de ver a todos los concursantes del nuevo ‘Tu cara me suena‘, sí parece que va a continuar siendo una premisa eso del sentido del humor, un pilar imprescindible con el que todo programa de entretenimiento que se precie debería contar desde el primer minuto. Porque a veces para que el espectador lo pase bien es necesario que también lo haga el equipo del programa, algo que se cumple a rajatabla con los miembros de ‘Tu cara me suena’, que más que hacer un programa parece que se reúnan semanalmente para echar un buen rato con los amigos.

Ahí radica su éxito, más allá de imitaciones, rivalidades de pega y puestas en escenas para dar espectáculo, que también ayudan. ‘Tu cara me suena’ mantiene las reglas que marcó la temporada pasada, sin apostar por grandes cambios, entre otros motivos porque no los necesita. Lo más destacable era conocer cómo se amoldaban los nuevos concursantes a la mecánica del concurso y, aunque hay de todo, la tónica general nos dice que la presente edición nos tiene reservados grandes momentos, algunos de ellos ya presenciados anoche, como las actuaciones de Arturo Valls/Pedro Marín, Roko/Nancy Sinatra o María del Monte/Georgie Dann, aunque ninguna de ellas destacan por los mismos motivos.

Los nuevos concursantes poseen unos perfiles que calcan a los que encontramos el año pasado. Aún así, el balance general que nos ha dejado esta primera gala es positivo, aunque todavía hay por ahí quien debe olvidarse de su pasado como cantante. Además, muchos de estos famosos han llegado para seguir dando juego al margen de sus actuaciones capitaneados por un Santiago Segura del que tenemos que agradecer su permanencia en el programa una edición más. Lo mismo ocurre con un correcto presentador y jurado con brillo, que se mantiene intacto a lo que encontramos la temporada pasada, y que a veces son solo espectadores que se divierten con lo que está ocurriendo en el escenario.

Entre las asignaturas pendientes aún queda que el programa se normalice con sus galas en directo, una promesa que se lanzó hace unas semanas y que permitiría que ‘Tu cara me suena’ ganara en frescura. Quizá también le podríamos dar un tirón de orejas por su excesiva duración. Si bien es cierto que se encuentra en la línea de lo que duran otros programas de entretenimientos en prime time, hay ocasiones en las que puede resultar excesivamente largo, sobre todo si tenemos en cuenta que a cada actuación le tenemos que añadir valoraciones, cortes de publicidad y las puntuaciones finales, piedras en un camino del que el espectador queda satisfecho después de su recorrido.

En ¡Vaya tele! | Cinco sorprendentes actuaciones de la primera temporada de ‘Tu cara me suena’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios