'Toledo' y 'La fuga', dos ficciones ambiciosas que no tendrán segunda temporada

Sigue a Vayatele

Toledo

Solo hemos necesitado dos días para confirmar que las grandes apuestas de ficción de Antena 3 y Telecinco para esta temporada no han resultado ser el éxito que ambas cadenas esperaban. Por eso, sus responsables han decidido no renovar ‘La fuga’ y ‘Toledo’, y dejar que sus tramas terminen para siempre cuando lo hagan los capítulos que se han grabado en lo que finalmente serán sus primeras y únicas temporadas.

Con esta decisión se evidencia, sobre todo en el caso de ‘Toledo’, que más de dos millones de espectadores no son suficientes para mantener la continuidad de una ficción en nuestro país. Ésa es la audiencia que había conseguido mantener la serie de Antena 3 después de un descenso pronunciado, que ha servido de poco para que la ficción tenga continuación después del final de su primera temporada. Con ‘La fuga’ hemos visto una vez más el nerviosismo de una cadena después de que un producto no lograse el share deseado, provocando un sinfin de cambios en la programación que solo conseguían mareos en el espectador.

‘Toledo’, un buen reparto para una temática quemada

Apuntábamos al inicio del nuevo curso el riesgo que empezaban a correr las cadenas al dar luz verde a otros tantos proyectos de ficción de época. ‘La señora’, ‘Hispania’, ’14 de abril. La República’ y todos los seriales que se asoman en la franja de la sobremesa son algunas de las series de televisión que han visto la luz últimamente. Demasiadas en mi opinión si tenemos en cuenta las ficciones históricas que también nos llegan desde el extranjero y que no hacen más que saturar al espectador.

Ése es el principal obstáculo que ha tenido que sortear ‘Toledo‘, que arrancaba sin aportar esa novedad que es bienvenida cada vez que se inicia un nuevo producto de ficción. Ahora tendremos que estar atentos a los estrenos de otras ficciones históricas que están en proceso, como ‘Imperium’ en Antena 3 (que seguirá algunas de las tramas que continuarán tras el final de ‘Hispania’) o ‘Isabel, mi reina’ en La 1. Dependiendo de cómo traten las audiencias el estreno de estas series veremos si los espectadores han sentenciado las ficciones históricas definitivamente o ‘Toledo’ solo se trata de un caso aíslado.

Otro punto a mencionar sobre la cancelación de ‘Toledo’ es la ambientación lograda que, a mi parecer, no lograba convencernos de la época en la que la serie está centrada. Joyas de plástico, demasiadas cortinas de fondo… Pese al elevado coste de la producción de ‘Toledo’, a la serie le ha faltado trabajo (o más inversión económica) en este terreno, que hace aumentar la credibilidad y por tanto la confianza del espectador ante el producto que está siguiendo.

No podemos olvidar que otro de los motivos del descenso de audiencia ha podido encontrarse en su guión que, pese a ser decente y superior del que encontramos en muchas otras series de nuestra televisión, ha contado con pocas sorpresas hasta la fecha, lo que ha podido provocar que muchos espectadores abandonen la ficción de un capítulo a otro. Hasta el momento, la serie ha contado sobre todo con capítulos autoconclusivos y no ha mostrado una trama constante y con fuerza que atrape a los espectadores.

En cambio, la serie de Antena 3 atrae por un reparto que no suele ser habitual en una ficción de televisión. Eduard Farelo, Juan Diego, Fernando Cayo, Rubén Ochandiano… Son algunos de los nombres que acentúan la calidad de ‘Toledo’ y que sin ellos quizá la serie no hubiera contado con el respaldo de la audiencia que, aunque innecesario para su renovación, no podemos decir que haya sido un absoluto fracaso.

‘La fuga’, una buena idea con retoques inadecuados

Lafuga

Siempre me llamó la atención el proyecto en el que se embarcaba Telecinco. Con ‘La fuga’, la cadena mostraba la intención de emitir una serie nueva, algo que siempre es de agradecer. El problema es que la ficción que preparó BocaBoca era demasiado original, tanto que no termina de encajar con el público que suele tener la cadena. Debido a este motivo, Telecinco exigió que se realizaran cambios en la serie que, observando el resultado final, no han logrado interesar a un mayor número de personas ni tampoco han ayudado a mejorar la calidad de ‘La fuga‘, que ha empeorado considerablemente.

La idea con la que partía ‘La fuga’ es buena. Indudablemente recuerda a ‘Prison Break’ pero, si valoramos lo que se ha emitido en nuestro país en los últimos años, tenemos que aceptar que se trata de una ficción original, que muestra algo fresco que teníamos ganas de ver en España. El problema viene después, al observar lo que se ha hecho con esa idea y al ver, por ejemplo, como el pilar de la serie se basa en una relación amorosa que lo estropea todo cada vez que aparece en escena, aportando ingredientes melosos a la ficción, sobre todo gracias a la canción de Mai Meneses de fondo, banda sonora perjudicial para cualquier serie con el corte que tiene ‘La fuga’.

Otro punto a destacar, y al igual que ocurre con ‘Toledo’, son los errores de su ambientación. Si tenemos en cuenta que ‘La fuga’ está ambientada en 2055, los creadores de la serie deberían haber apostado por mostrarnos un futuro diferente del presente en el que nos encontramos. En vez de eso, el futuro que se nos enseña no destaca, ni por su tecnología ni por vestuario, por lo que podemos deducir que el año en el que se sitúa la trama no es más que una excusa para llamar nuestra atención, que hace que nos decepcionemos al comprobar que la apuesta se queda a medio gas.

La evolución de las tramas tampoco han ayudado a conservar a los espectadores. Al parecer, ‘El barco’ ha hecho mucho daño en la ficción española, ya que algunas de las escenas que se han observado de ‘La fuga’ bien podrían haberse emitido en la ficción de Globomedia. Todos los que vieron lo que ocurrió durante el huracán que puso en peligro a la plataforma sabrán a lo que me estoy refiriendo, escenas que provocan que la ficción sea más absurda y menos realista.

Y, cómo no, no podemos olvidar en este repaso el baile de programación que ha realizado Telecinco con la serie. Podemos creer que cuanto más experiencia se adquiere más sabio se puede volver una televisión, pero Telecinco no escarmienta y durante este curso ha vuelto a las andadas, contraprogramando ‘La fuga’ casi cada semana, ya sea cambiándola de día o retrasando el horario de inicio. Estas prácticas, como ya se ha demostrado en el pasado, en la mayoría de los casos solo provoca un descenso de audiencia y expandir la imagen negativa que los espectadores tienen de la cadena.

‘Toledo’ y ‘La fuga’ no podían ser dos series más distintas, pero han compartido el mismo destino. Ambas han querido mostrar algo nuevo en la programación televisiva pero han repetido errores del pasado que han provocado el rechazo de los espectadores. Y, como las ficciones nacionales no están hechas para públicos minoritarios, nos tendremos que conformar con seguir esperando la llegada de la serie que nos muestre un producto sólido y que además tenga el respaldo de más de tres millones de personas.

En ¡Vaya tele! | Telecinco cancela ‘La Fuga’
Antena 3 no renovará ‘Toledo’ por una segunda temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios