Sigue a

razones_juegodetronos


Después de mucho esperar, Antena 3 estrena finalmente esta noche, por fin en abierto, la primera temporada de ‘Juego de tronos‘, una de las series de las que más se habla en los últimos tiempos. La producción de HBO, cuya segunda temporada ya terminó tanto en Estados Unidos como en Canal+ España, tendrá la difícil misión de convencer a un público que, tal vez, no esté muy acostumbrado a ver series catalogadas como fantásticas en prime time, y menos contando con la competencia de ‘Hay una cosa que te quiero decir‘, pero que tal vez sienta curiosidad por ver de qué va esa serie que se discute incesamente por Internet y de la que no es raro ver merchandising de todo tipo por las grandes superficies.

Si aún queda alguien que no esté muy al tanto de qué es eso de ‘Juego de tronos’, vamos a ofrecer cinco razones por las que puede merecer la pena darle una oportunidad a la serie en Antena 3 (que va a emitirla siguiendo la táctica habitual del doble episodio). Es muy cierto que, probablemente, buena parte de su público ya la ha visto, pero lo que se intenta es que llegue a una audiencia más amplia y menos interesada, a priori, por el género fantástico, aunque esta primera temporada podría hasta pasar por una serie histórica.

1. Un buen material de partida


Ya es bien conocido que ‘Juego de tronos’ está basada en la saga de fantasía épica ‘Canción de Hielo y Fuego‘, escrita por George R.R. Martin, de la que hay, hasta ahora, cinco libros publicados y quedan otros dos hasta que esté completa. La saga se centra en Poniente, un lugar donde las estaciones pueden durar años y en el que una vez hubo magia y dragones, pero hace tanto tiempo que desaparecieron de la faz de la tierra, que sus habitantes los descartan como cuentos para niños. Martin cuenta las historias de varios personajes relacionados con la obtención y mantenimiento del Trono de Hierro, el asiento del rey de Poniente, cuyo ocupante, Robert Baratheon, logró al derrocar por la fuerza al anterior rey, Aerys Targaryen.

juegodetronos_libro

Martin maneja una enorme cantidad de tramas y personajes organizados, a grandes rasgos, en tres “troncos”: la pugna por el Trono de Hierro, la amenaza más allá del Muro, en el norte, y los intentos de los dos últimos Targaryen, exiliados al otro lado del mar, por regresar a Poniente y reclamar el trono. Los libros han tenido un gran éxito desde que empezaron a publicarse, allá por la década de los 90, y su autor utiliza buena parte de los trucos que aprendió como guionista de televisión para enganchar a los lectores.

2. Personajes complejos

Ya en el libro, sus personajes tienen muchas capas y no pueden ser catalogados como buenos o malos sin más, en general, pero la serie aún hace un mejor trabajo al retratar a gente como Cersei y Jamie Lannister o Daenerys Targaryen de un modo más acertado y más lleno de grises. Ese retrato se extiende también a los niños, unos personajes que desde el principio tienen más relevancia de la que suelen en este tipo de historias. Ninguno de estos personajes se mueve por motivos claros, todos tienen ambiciones y deseos muy humanos y se equivocan tantas veces como aciertan. Sus decisiones siempre tienen consecuencias. Y el reparto encargado de darles vida no tiene prácticamente ningún eslabón débil y, en ocasiones, hasta contribuye a mejorar ese retrato de los personajes hecho en el libro.

3. Una historia épica


Como ya se puede imaginar, ‘Juego de tronos’ no es un drama familiar intimista, aunque a veces tiene algunos momentos así, más tranquilos. Su escala es enorme, manejando más de una decena de personajes principales desperdigados por varias localizaciones diferentes, pero no resulta complicado seguir el hilo de la historia. Los responsables de su adaptación, David Benioff y D.B. Weiss, van dosificando la información y ofreciéndola sólo en los momentos en los que es necesaria, aunque sí es cierto que hacen falta un par de episodios para familiarizarse con ese mundo.

juegodetronos_jaime

Además, haber leído los libros con anterioridad no es requisito imprescindible para ver y disfrutar la serie, y quienes sí lo hayan hecho encontrarán una adaptación que respeta el espíritu de la obra de Martin, aunque retoca y cambia algunos aspectos para adecuarla más a los ritmos y los requisitos de la televisión. ‘Juego de tronos’ busca tratar la historia y las reacciones de sus personajes del modo más realista posible, por lo que no tiene ningún reparo en ser brutal e impactante cuando tiene que serlo, especialmente al mostrar los efectos que las decisiones de la gente poderosa tienen en los habitantes de a pie.

4. El toque HBO


Para muchos espectadores, que una serie provenga de la HBO es garantía de calidad o, al menos, de que van a ver algo interesante y cuidado. En ‘Juego de tronos’ se nota que no se han escatimado los esfuerzos para trasladar el mundo de Martin a la pantalla (aunque en los primeros capítulos no se saca todo el partido posible a los escenarios y a la fotografía), y tampoco se ha intentando rebajar o “infantilizar” la historia. Como hemos dicho, Poniente es un mundo brutal en el que nadie está a salvo (absolutamente nadie), y en el que el sexo y la violencia explícitos forman parte del día a día.

5. Una trama que engancha


juegodetronos_tyrion
La imprevisibilidad de la conducta de buena parte de los personajes, el carisma de otros como Tyrion Lannister y la evolución de los que al principio no parecían gran cosa (como Daenerys), las revelaciones y cliffhangers que se suceden en bastantes de los capítulos… Todo ello hace que la serie tenga una alta capacidad de enganche. Y eso que no es sólo acción (o escenas de sexo, como se la ha parodiado muchas veces), sino que buena parte de su metraje muestra a personajes hablando, y son sus diálogos y el trabajo de un reparto estupendo lo que hace que esas escenas sean interesantes.

En el mundo de ‘Juego de tronos’ puede pasar cualquier cosa (y habitualmente pasa), y los personajes que parecían meras comparsas pueden convertirse de repente en protagonistas, y al revés. La historia es compleja y de escala épica, pero en general está bien manejada para que los espectadores puedan seguirla sin tener que recurrir al conocimiento previo de los libros. Es una serie que hasta añade toques de humor y que va mejorando y adquiriendo mayor confianza en sí misma con el paso de los capítulos, y que necesita, como todas las de HBO, algo de paciencia al principio para que conozcamos a todos los personajes que nos presenta. Si entramos en su mundo, puede resultar absorbente.

En ¡Vaya Tele! | Las escenas más impactantes de ‘Juego de tronos’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios