Sigue a Vayatele

aeps_spoiler

Desde este lunes, hemos podido ver en Antena 3 el nuevo serial que ha sustituido a ‘Bandolera’, ‘Amar es para siempre‘. La serie producida por Diagonal TV es una de las grandes apuestas del grupo Planeta, no sólo a corto plazo, sino también en previsión de que funcione tan bien como lo hizo en TVE, cuando se llamaba ‘Amar en tiempos revueltos’. Un éxito de la cadena pública que sólo se vio truncado por cuestiones ajenas a la ficción, como son los elementos económicos y un traslado a la tele privada que durante el año 2012 nos trajo constantes titulares sobre lo que sucedería con la telenovela favorita de muchos espectadores.

Antena 3 luchó desde el principio por hacerse con el spin-off del serial y, en su primera semana de emisiones, ‘Amar es para siempre’ ha echado a andar con buen paso. El estreno del primer capítulo congregó al 15,1% de la audiencia y aunque bajó el martes, el jueves hizo su mejor dato hasta la fecha con un 15,6%. Lejos está aún de un ‘Sálvame’ que trata de reiventarse con las armas que todos sabemos y que esta semana ha conseguido un récord de temporada con un 20,5%, precisamente también el jueves. La buena noticia para Antena 3 es que ‘Amar es para siempre’ ha mejorado las cifras de ‘Bandolera‘ que incluso con su subida en enero, rondaba el 12,3%

El oficio de lograr un buen arranque

‘Amar es para siempre’ se ha encargado, en estos primeros capítulos, de presentarnos y lanzar sus nuevas tramas y personajes. Comenzó dejando claro quién va a ser la protagonista de la temporada, con una primera secuencia que nos devolvía a 1948, cuando los padres de Inés fallecen en un accidente de tráfico. Muy importante de este arranque, la discusión que mantienen los progenitores en el coche, haciendo alusión a un secreto que entendemos nos será desvelado a lo largo de la temporada. Puesto que los guionistas de esta serie respetan las leyes clásicas de guion, las más seguras para levantar un serie diaria con éxito que, entre otras cosas, mencionan que la primera secuencia debe englobar gran parte de la esencia de lo que tratará la serie.

amarprotas

Y la segunda secuencia también fue para ver a nuestra protagonista, interpretada por Bárbara Goenaga, convertida en una mujer ya en octubre de 1960. Bárbara observando a Mauro en plena efervescencia festivalera, con una manera minuciosa y bien estructurada de hacer que los protagonistas se conozcan, dejando de lado los encuentros de cuentos de hadas que usan otras series y eligiendo una manera pausada, realista y cabal que nos permita conocer bien a los personajes.

Y también en esta línea de presentar todo lo nuevo que vamos a descubrir en esta temporada, las ya clásicas escenas del NO-DO que enlazan con la vida real de lo que sucedía (o, más bien, de lo que se enseñaba) en la sociedad de la época, en la línea del tono verídico y de seriedad que siempre ha tenido esta ficción y que, en este caso, nos muestra la evolución urbana de la ciudad junto con la evolución del barrio, con todo el contenido metáforico que se quiera extrapolar, pues, con esta versión 2.0, nuestra clásica serie también evoluciona, y tal y como comenta uno de los personajes: “Los cambios si son para bien, bienvenidos sean”.

Esta evolución nos lleva a un nuevo look, a un salto estético en los decorados, los peinados, el vestuario… que nos ayudan a situarnos en una época más abierta a nivel estilístico pero que sigue aferrada en muchos aspectos a la moral de pasado. Esta interesante dualidad ayuda a generar muchos conflictos y disyuntivas y ya se ha plantado que será bien aprovechada por las tramas. En el lado de lo “moderno”, tenemos por ejemplo, la línea aérea y la historia de las azafatas, un soplo renovador y más jovial. También en esta línea, hemos visto otros apuntes de modernidad: los anuncios publicitarios, los nuevos electrodomésticos…

Nuevas tramas engarzadas a viejas historias

aepsazafatas

En cuanto a la manera de presentarnos las historias, no podemos evitar comentar que muchas de ellas se plantean in media res, es decir, ya comenzadas, como puede ser la relación de Mauro y Beatriz, las historias de la pensión o la del reo que va a ser ejecutado por garrote vil. De nuevo, esto se corresponde con el buen hacer del equipo de escritura: la serie coge impulso desde el inicio, aunque después tenga que circular por los senderos parsimoniosos que una serie diaria precisa, con la repetición constante de informaciones ya conocidas para evitar que ninguno espectador se quede rezagado y pierda el hilo.

‘Amar es para siempre’ supone además un interesante experimento que une tramas y personajes nuevos con aquellos otros a los que hemos seguido en otras temporadas de ‘Amar en tiempos revueltos’ y a los que hemos visto crecer y evolucionar, como son los dueños del Asturiano o un Héctor que ha formado una nueva familia con Asun y al que conocimos hace ya tanto tiempo, con toda la historia amorosa de Teresa a sus espaldas y con una estupenda evolución con un arco de personaje muy bien construido.

En fin, en estos primeros capítulos me ha parecido que la serie mantiene los aciertos de siempre: diálogos cuidados, secuencias sencillas pero claras y precisas, nunca prescindibles, buenas interpretaciones y un discurrir de las acciones sin prisa pero sin pausa.

En ¡Vaya Tele! | ‘Amar es para siempre’: lo que necesitas saber

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios