Síguenos

Padre de familia

No cabe duda de que Padre de Familia es una estupenda serie de animación. Y desde hace ya bastantes semanas, está a disposición de todos en La Sexta. Viéndola, uno percibe los diálogos ágiles, las referencias, los chistes, los juegos de palabras… e intuye que no debe ser nada cómoda para doblarla al castellano. Y así nos lo confirman en therhardmenpath, un blog escrito por un actor de doblaje que participa en el complicado proceso que consigue que entendamos a Peter Griffin y familia.

Se trata de un post muy recomendable para entender los intríngulis del proceso de doblaje y para conocer a quienes ponen voz y palabras en boca de estos dibujos animados: Juan Perucho como Peter Griffin, Luisa Ezquerra como Lois, Adelaida López como Meg, Fernando Cabrera como Chris, Eduardo Gutiérrez como Stewie…

Destacaría algunas frases expresadas en la entrada citada, que constituye una lección magistral sobre lo que es el doblaje:

“Los pasos de adaptación de un guión para doblaje suelen ser dos: La traducción y el ajuste. La traducción debe dejar claras para el siguiente proceso todas las expresiones que provienen del inglés. Luego el ajustador coge este material y con la cinta adelante y atrás continuamente busca las palabras perfectas para expresar el texto traducido, las que duran lo mismo que el original, las que coinciden con la forma de la boca, y lo que seguramente es más importante, las que tienen las connotaciones y carácter que corresponden al personaje y la situación.”

“En el caso de Padre de familia, el problema no es que sea mayor, es que es distinto. La cantidad de chistes por minuto, los juegos de palabras y las referencias a la cultura pop, americana para más inri, hacen que sea demasiado normal pasar muchas gracias por alto.”

“Y alcanzar el equilibrio no es fácil. Las muletillas pueden pasarse de rosca con demasiada facilidad, los localismos son un peligro, y sin embargo los hiperónimos pueden hacer perder la gracia. Presuponer qué entenderá el espectador es mucho presuponer. Aunque nosotros lo intentamos constantemente, no siempre sale. Es imposible traducir el sentido del instituto “James Woods High”. A veces no podemos ponerle la voz habitual a un personaje parodiado por un sin fin de razones, ya sea que trabaje en Barcelona, que esté contratado en otro estudio, cuestiones de agenda, etc. Cuántas veces nos habremos quedado con las ganas de doblar una canción. Y, por supuesto, seguro que se nos han pasado por alto referencias.”

“A medida que han ido haciendo suyos a sus respectivos personajes, se han ido implicando más y más en la búsqueda para mejorar el doblaje; los tonos, el ritmo, las interjecciones, las muletillas, las sugerencias a última hora, la eterna búsqueda del punto cómico, de la espontaneidad, de esa palabra dicha por encima porque la situación lo requiere.”

Realmente hay un trabajo inmenso detrás de un buen doblaje. Trabajo de adaptación, de ajuste, de interpretación. Cierto que a veces no sale bien, pero la verdad es que es fascinante ver de qué forma consiguen de que te olvides que estás viendo una película en otro idioma. ¡Gracias por facilitarnos la vida!

Vía | Microsiervos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios